Zaragoza

entrevista

Lluís Comerón:"Zaragoza posee las cualidades de la ciudad del futuro"

El Presidente del Consejo de Arquitectos de España presentó el Congreso de Arquitectura ‘Construir una visión colectiva de futuro’, que se celebrará en Zaragoza el 20 de junio.

Comerón, en el Colegio de Arquitectos de Zaragoza.
Comerón, en el Colegio de Arquitectos de Zaragoza.
Guillermo Mestre

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España ha elegido Zaragoza para realizar su próximo congreso.

Es un congreso nacional que se desarrollará a lo largo del año en varios lugares. Hemos decidido que comience en Zaragoza porque hace cien años que se celebró el primer congreso de arquitectura en la ciudad y diez años del último.

El lema es ‘Construir una visión colectiva de futuro’.

El mundo vive un cambio de época, también para los arquitectos. Muchas de las grandes transformaciones y los nuevos retos colectivos que traen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la ONU requieren que se adapten nuestras ciudades.

¿Pueden las ciudades ser sostenibles?

Ya es posible construir edificios no solo de consumo cero sino de saldo neto positivo, que generen más energía que la que consumen: con placas solares, etc., pero también aprovechando la geotermia, orientando bien las ventanas, usando la masa térmica... La sosteniblidad no es una cuestión de tecnología: tan importante como pensar en mecanismos de ahorro energético es prever un espacio donde se pueda tender la ropa para que no necesites una secadora. La arquitectura sabe pensar en esa dirección porque lleva siglos haciéndolo. Es importante porque entre un 25 y un 30 por ciento de las emisiones de CO2 proviene de los edificios, y es algo que podemos eliminar.

¿Construir o rehabilitar?

En España se prevé una formación de 500.000 hogares cada año y una destrucción de 400.000. Es decir que, por cada hogar que vamos a necesitar nuevo, hay cuatro familias que van a entrar en una vivienda ya construida. Es un desafío pero también una gran oportunidad que tenemos.

¿Hay que recuperar el centro de las ciudades?

La ciudad densa debe ser el modelo pero cuesta dinero a los ayuntamientos, mientras que construir barrios residenciales, al vender suelo urbano, lo da. Esta dinámica ha influido en nuestras ciudades. Hay una relación entre nuestra casa y cómo vivimos: por ejemplo, según cómo sea nos apetecerá comer en casa o fuera. Vivienda y barrio son dos piezas clave en la salud colectiva. La vivienda no solo en cuanto a las condiciones de confort, sino como un estado de bienestar en el que entra el derecho a la vivienda, el no estar angustiado por perderla. Y el barrio, porque define buena parte de nuestras relaciones sociales.

¿Somos conscientes de ello?

Dedicamos mucho tiempo a elegir coche, ¿por qué no hacemos eso con nuestra casa? Nuestra vivienda es nuestra mayor inversión y una de nuestras mayores herramientas para ser felices o no serlo. En el congreso vamos a propugnar el empoderamiento de los ciudadanos respecto a su vivienda y su hábitat, algo de lo que carecemos porque en la escuela se aprende un poco de historia de la arquitectura, pero no de arquitectura. Intentamos que las personas vean que el derecho a la vivienda no es solo tener un domicilio, si no poder elegir, hacerlo bien e intentar utilizarlo como un instrumento para ser feliz.

¿Tenemos ese poder al comprar un piso?

Si tuviéramos ese hábito, la promoción de vivienda lo tendría en cuenta y se esforzaría más en dar satisfacción a esas cuestiones.

¿Como definiría la ciudad de Zaragoza?

Me gusta aunque la conozco poco. Para el visitante ocasional es confortable, a la escala en que nos gusta movernos. Estoy convencido de que es del tipo de ciudad que tiene futuro.

En Aragón tenemos otro problema que es la despoblación.

La ciudad como un entorno de oportunidades es la parte positiva de la concentración poblacional. La cruz es la España vacía. Es un fenómeno que comenzó en los 60-70 y pensábamos que con las nuevas tecnologías (teletrabajo, etc.) iba a frenarse, pero se ha acelerado. Tan importante como tener ciudades de calidad es tener el resto también poblado, con personas que tengan oportunidades, quizá distintas a las de las ciudades, pero equilibradas.

Etiquetas
Comentarios