Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

“Hay rotondas en Zaragoza más cuidadas que algunas zonas verdes de Casetas”

La asociación de vecinos del barrio rural considera que algunas de las especies plantadas en sus jardines no son las más idóneas, ya que muchos ejemplares no han alcanzado el crecimiento adecuado.

casetas
Estado que presenta la vegetación del bulevar de la Alameda, en Casetas
AVV Casetas

El arbolado y e#l estado de algunas zonas verdes de Casetas están siendo, en los últimos días, motivo de preocupación para los miembros de la Asociación de Vecinos del barrio rural de Casetas, que reclaman soluciones para mejorar el cuidado de sus árboles.

El problema, según explican desde el colectivo vecinal, es que muchos de los ejemplares plantados hace casi una década apenas han crecido desde entonces, por lo que sospechan que las especies elegidas quizás no sean las idóneas para esta zona de Zaragoza. José Luis Almenara, presidente de la entidad, pone como ejemplo la zona conocida como el bulevar de la Alameda. “Esta parte data del 2009, cuando se hizo la segunda fase del Paseo Ciudadano. Los árboles que se plantaron por aquel entonces y que todavía siguen vivos están igual que hace diez años. No han crecido, no dan sombra, y eso parece un páramo”, lamenta.

A través de las redes sociales, la asociación ha comparado una imagen de este lugar en cuestión con otra zona verde de la Expo en la que muestran las diferencias que existen entre los jardines del barrio y los de la capital aragonesa. “Ambas zonas tienen más o menos el mismo tiempo de plantación, pero no tienen nada que ver. La de la Expo está súper desarrollada”, asegura Almenara. Los vecinos de Casetas no saben con exactitud cuáles son los motivos para que ambas estampas luzcan tan diferentes, aunque creen que puede deberse a varios factores. “Quizá tuvieron más cuidado a la hora de elegir las especies, la tierra es mejor o el mantenimiento es más adecuado”, señala el presidente.

Desde la asociación reclaman “el mismo trato” para las zonas verdes de una y otra parte de la ciudad, porque recuerdan que a los caseteros también les gusta “disfrutar, ver cosas bonitas y tener sombra y flores” durante la primavera y el verano. “Se cuida y planifica más cualquier rotonda, miniplaza, o paseo que nuestras escasas zonas de supuesto arbolado”, señala el presidente de la entidad con cierta indignación

La cuestión del arbolado siempre ha sido importante para los residentes de Casetas, que cada año organizan una plantación de ejemplares por cada bebé nacido en el barrio. La iniciativa, que en un principio solo iba a celebrarse durante cinco años, alcanzó en mayo su octava edición con el objetivo de reponer árboles que faltaban o estaban en mal estado. No obstante, muchos de los plantados en las primeras jornadas tampoco han alcanzado el grado de crecimiento adecuado. “No nos dejan elegir las especies, las traen directamente desde Parques y Jardines. Hemos comprobado que las moreras sí que crecen bien, porque en 2007 se plantaron en la avenida de Logroño junto a algunos tilos y, aunque estos últimos están vivos, no han crecido”, afirma Almenara, que cree que lo mejor sería hacer un estudio previo para determinar qué especies son las más adecuadas.

“Hemos insistido mucho en el asunto de la piscina”

Otro de los temas que trae de cabeza a la asociación de vecinos y que pronto tendrá solución es el de las piscinas municipales, que presentaban filtraciones diarias de hasta un tercio de su capacidad y cuya renovación está prevista en tan solo unos meses.

Así lo anunció el Ayuntamiento de Zaragoza hace un par de semanas. Fue entonces cuando se aprobó definitivamente el proyecto que próximamente saldrá a licitación “con el objetivo de llevar a cabo la obra tras esta temporada de verano y poder estrenar la nueva instalación en 2020”.

El consistorio explicó que “se trata de un proyecto de reforma integral de las piscinas de verano del CDM Aguas Claras del barrio rural de Casetas, con un presupuesto base de licitación de 950.343,08 euros (IVA incluido)” y que está incluido en el convenio entre Ayuntamiento y Diputación Provincial de Zaragoza para inversiones en barrios rurales. La actuación, además de renovar por completo los vasos existentes, incluirá un espacio para juegos de agua.

Se trata de “una buena noticia” para el colectivo vecinal, que el pasado verano ya advirtió de las posibles consecuencias de estas fugas. “Hemos insistido mucho en este asunto. No solo había un problema a nivel ecológico, sino que no se sabía a dónde iba el agua y existía un riesgo para la integridad de los usuarios por el peligro de los hundimientos”, apunta Almenara.

La asociación también ha valorado positivamente el resto de actuaciones acometidas durante la última legislatura. Admiten que “siempre quedan cosas por hacer”, pero que en estos cuatro años se ha dado cumplimiento a reivindicaciones históricas como el campo de fútbol, que todavía tiene una segunda fase pendiente, o el cuartel de bomberos. “El balance ha sido bastante positivo”, concluyen.

Etiquetas
Comentarios