Zaragoza

entrevista

Luis María Anson: "Felipe VI evitó la fractura de España tras los sucesos del 1 de octubre"

Periodista, escritor y académica de la RAE, Luis María Anson (Madrid, 1935) ofreció este martes en Zaragoza la conferencia ‘La Monarquía, hoy’.

Luis María Anson, este martes, en Zaragoza, donde habló de la Monarquía.
Luis María Anson, este martes, en Zaragoza, donde habló de la Monarquía.
Guillermo Mestre

Antes de la conferencia que ofreció este martes en Zaragoza sobre la Monarquía, invitado por la Asociación Cultural Hontanar, Anson recordó su profunda amistad con el Rey emérito, don Juan Carlos. "Veníamos un grupo de amigos en el que estaban Pedro Usía, Juanjo Macaya, Miguel Primo de Rivera... a verlo todos los fines de semana siendo estudiante en la Academia General Militar, porque don Juan no quería que su hijo se sintiera solo, sobre todo tras la muerte del infante Alfonso".

¿Cuál es el estado de salud de la institución en la actualidad?

Es el eje del sistema político que ha funcionado tan bien en la Transición y durante cuarenta años.

La Monarquía está en el punto de mira de partidos políticos de la izquierda, que abogan por la república, y de los secesionistas.

Hay un sector de la vida española que quiere cambiar el sistema por lo que ataca su núcleo fundamental, la Monarquía. El problema radica en que no se ha sabido incorporar al sistema a las nuevas generaciones, que se sienten fuera. La mayoría de la población está asqueada con la corrupción, el egoísmo de los partidos políticos... Hace diez años se debería haber realizado una reforma de la Constitución, con la gente joven, que hubiera contribuido a dar continuidad al esfuerzo gigantesco de la Transición.

¿Cuál es el papel de Felipe VI ante el conflicto de Cataluña?

El Rey, igual que en su día lo hizo don Juan Carlos, está haciendo bien su papel de moderador y árbitro de la vida nacional. Es el garante de la unidad nacional. Cuando se produjo la terrible jornada del 1 de octubre en Cataluña, don Felipe realizó un discurso espléndido, ya que se estaba lesionando una nación que tiene quinientos años de historia, y evitó la fractura de su unidad. Es normal que haya tenido réplica en Cataluña, pero su actuación fue un acierto y bien recibida por el conjunto de la ciudadanía española. Don Felipe fue capaz de llenar el país de banderas nacionales.

¿Cómo ve el futuro de la institución?

Si el Rey sigue trabajando como hasta ahora, de manera ordenada, responsable y seria, cumpliendo la encomienda de la Constitución, salvo que se venga el sistema completo abajo, la Monarquía no tiene especial problema.

El próximo domingo se celebran elecciones autonómicas y municipales. ¿Cree que va a continuar en algunas de las capitales españolas el giro a la izquierda?

Soy un periodista como tú y no un profeta. Estamos en un cambio de ciclo. Tras el gobierno de centroderecha en los últimos años, se está produciendo la alternancia política propia de cualquier país democrático. Estamos en el normal juego de la democracia.

Elegido desde 1996 miembro de la RAE, ocupa la silla ‘ñ’. ¿Cómo se explica que la Academia recomiende el uso de palabras como ‘solo’ o ‘guion’ sin tilde u ‘okupa’ con ‘k’ en vez de ‘c’?

El idioma no lo hacen los académicos, sino el pueblo. Nuestra misión es solo normalizar los usos de determinadas expresiones y vocablos, consagrarlos e incluirlos en el diccionario de la Academia.

Por ejemplo.

Cuando Menéndez Pidal decidió castellanizar los nombres de los deportes, la mayoría por entonces de origen británico, llamó balonmano al ‘handball’ y baloncesto al ‘basket’. Hoy nadie dice ‘basket’ ni ‘handball’ porque el pueblo lo ha decidido así. No queda más remedio que aceptar y consagrar el uso que hace el ciudadano del lenguaje.

¿Qué preocupa hoy a la RAE?

El español es el segundo idioma, con 570 millones de hablantes, pero pronto habrá 6.000 millones de máquinas hablando, desde ordenadores a automóviles. Se está produciendo una dispersión del idioma a causa de las traducciones de cada país fabricante. Hay que unificar el idioma de las máquinas, no es posible que cada una de ellas tenga un español distinto.

Etiquetas
Comentarios