Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Le piden 15 años por violar y agredir a su mujer

Los hechos por los que se juzgará al encausado se produjeron durante la primavera de 2013 en la localidad zaragozana de Torrellas.

El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La Audiencia de Zaragoza sentará el próximo 28 de mayo en el banquillo de los acusados a Petrica C., para el que la Fiscalía solicita 15 años de prisión por la presunta violación de su pareja sentimental, a la que también habría maltratado y lesionado con un cuchillo para obligarla a mantener relaciones sexuales contra su voluntad. La acusación pública no ha cuantificado el importe de la indemnización que le correspondería percibir a la víctima, ya que esta ha renunciado expresamente a cualquier compensación económica.

Según el ministerio público, los hechos por los que se juzgará al encausado se produjeron durante la primavera de 2013 en la localidad zaragozana de Torrellas. Así, de acuerdo con el escrito de acusación de la Fiscalía, sobre las 5.00 del 3 de abril, Petrica C. se presentó en el domicilio que compartía con la víctima y comenzó a maltratarla. De hecho, al negarse esta a acudir a la cocina, el acusado la cogió del pelo y la arrastró hasta allí. Acto seguido, siempre según esta parte, cogió un cuchillo para intimidarla y lo lanzó con fuerza contra una puerta.

Asustada, su compañera trató de ponerse a salvo refugiándose en el dormitorio, pero el encausado fue tras ella armado con otro cuchillo. Una vez allí, la tiró encima de la cama e intentó clavárselo. La mujer puso los manos a modo de escudo y logró repeler el ataque, aunque sufrió varias heridas sangrantes. Con una certera patada consiguió también desarmar a su agresor, pero ello no evitó que acabara violándola.

Un mes después, quebrantando la orden de alejamiento que pesaba sobre él, el acusado volvió a personarse en casa de la denunciante, a la que asestó un fuerte empujón nada más abrir la puerta. Una vez dentro, siguió golpeándola.

Etiquetas
Comentarios