Despliega el menú
Zaragoza

Presupuestos

El Ayuntamiento aprueba la subida salarial y las subvenciones a cinco días del 26-M

Los partidos dan luz verde a modificaciones en el presupuesto prorrogado por valor de 23,6 millones de euros.  La medida asegura 325.000 € para los grupos

PLENO EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 21/05/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Momento de una de las votaciones de este martes en el pleno municipal.
Oliver Duch

A solo cinco días de la cita con las urnas, el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado este martes las modificaciones necesarias en el presupuesto prorrogado para dotar de fondos tanto la subida salarial a los funcionarios como las subvenciones a las entidades sociales y vecinales antes de que concluya la corporación. En total, hubo un baile de partidas por valor de 23,6 millones, de los que 4,5 corresponden al incremento salarial del 2,25% para los funcionarios, cargos directivos y concejales.

En una sesión exprés y sin intervenciones para evitar un uso electoral del debate, los partidos facilitaron que salieran adelante los expedientes tras varias semanas de tensión. Después, una vez habilitadas las partidas presupuestarias, el gobierno municipal se reunió para aprobar la subida de los sueldos, que llegan con varios meses de retraso respecto a otras administraciones.

La modificación presupuestaria, que además garantiza el pago de 325.000 euros a los grupos políticos, ya había sido aprobada inicialmente en comisión, pero tenía que pasar por el pleno. ZEC quiso hacerlo antes la semana pasada, pero la oposición, especialmente PP y Cs, rechazaron hacerlo en vísperas de las elecciones. Hay que tener en cuenta que la convocatoria de un pleno en campaña electoral es excepcional y para que hacerlo es preciso que haya unanimidad de los partidos. Al final se fijó el día 27 de mayo, un día después de las municipales, para dar luz verde a las modificaciones, pero el gobierno insistió, dado que no daba tiempo a tramitar las nóminas de este mes. La oposición, para evitarse problemas en los días previos al 26-M, accedió a celebrar la sesión.

Con estos antecedentes, el pleno, de carácter extraordinario, ha dado vía libre a 17 expedientes. La oposición los votó de forma variada, pero en ningún momento puso en riesgo la aprobación de las modificaciones. En total, se habilitan 170 créditos por 23,6 millones de euros. Para dar cobertura a estos gastos se recurre a excesos de ingresos, como por ejemplo los 8 millones del fondo de capitalidad.

Pero también el gobierno aplicará recortes en las partidas de algunos servicios públicos, como el transporte o la recogida de residuos, que quedarán infradotadas. Por ejemplo, se restan 1,5 millones previstos para la renovación de la flota del bus urbano o 1,9 millones de dinero reservado para abonar las certificaciones mensuales del transporte.

Además, se detrae un millón de euros de la limpieza urbana y otro más de la recogida de residuos. También se quitan 200.000 euros de la partida de intereses de demoras o se utilizan fondos de las comunicaciones postales o del vestuario del personal. El interventor hizo una seria advertencia y consideró que estas modificaciones suponen "anticipar problemas de gestión presupuestaria de estos gastos".

Santisteve: "No me lo puedo creer"

Los partidos habían pactado no hacer intervenciones en el pleno extraordinario de ayer, para evitar que oposición o gobierno aprovecharan para sacar partido electoral. No obstante, había cierta expectación por si al final saltaba alguna chispa que avivara la habitual tensión entre los grupos. No fue así, los concejales han cumplido lo prometido y durante unos minutos han escapado del fragor de la campaña.

Sin sobresaltos y en apenas tres minutos se ha resuelto el trámite. Después de tanta bronca durante la actual corporación, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha cerrado la sesión sorprendido. "No me lo puedo creer", ha afirmado el regidor.

Los ediles se han relajado durante unos minutos y han aprovechado para comentar cómo llegan a los últimos días de campaña electoral. El accidente de Fernando Rivarés (ZEC), que le obliga a llevar el brazo en cabestrillo, o la operación en un ojo que ha tenido que superar Sebastián Contín (PP), fueron motivo de comentario entre los políticos.

"Esto es un poco como de vuelta de vacaciones", afirmaba una concejal tras la sesión. Los ediles de la actual corporación tendrán una nueva ocasión para reencontrarse: será el 12 de junio, en el pleno de actas, que los concejales que dejan el Ayuntamiento suelen aprovechar para despedirse.

Etiquetas
Comentarios