Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en Zaragoza

Varios vecinos desarman al encargado de un pub cuando apuñalaba al 'discjockey' en plena calle

El agresor, de 34 años, acuchilló a la víctima, de 28, en la céntrica calle de José María Lacarra de Zaragoza tras discutir primero en el establecimiento. El detenido llegó a doblar el filo del arma al clavársela en la cabeza al joven, que está grave

Mientras la Policía Nacional reducía al agresor, agentes de la Local atendían en el suelo a la víctima
Mientras la Policía Nacional reducía al agresor, agentes de la Local atendían en el suelo a la víctima
HA

Un joven de 28 años ingresó ayer en estado grave en urgencias del hospital Miguel Servet tras ser acuchillado por el responsable del pub en el que había estado trabajando como ‘discjockey’ durante la madrugada, ubicado a la altura del número 46 de la céntrica calle de José María Lacarra de Zaragoza. Eran las diez de la mañana y el discobar –que reabrió hace solo un par de semanas con el nombre de Göia– llevaba ya bastante tiempo cerrado al público. Sin embargo, el encargado, Ian R. B., de 34 años y nacionalidad francesa, y el citado empleado, Luis Alejandro A. C., permanecían solos en el interior. Por motivos que se desconocen y que ahora se investigan, en un momento, entre ellos se inició una disputa que se trasladó después al exterior del local, donde el primero asestó hasta cinco cuchilladas a la víctima.

Según explicaron varios clientes de la cafetería Smash, que se encuentra justo al otro lado de la acera, el ataque fue "extremadamente violento", ya que el agresor se echó encima del ‘disc-jockey’, lo inmovilizó en el suelo y empezó a darle golpes por todo el cuerpo. A continuación, sacó el cuchillo que había cogido en el pub y se lo clavó en la cabeza, el pecho y el estómago, provocándole varios cortes y una grave hemorragia.

Al escuchar los gritos de auxilio del joven y comprobar que su vida corría peligro, un empleado de la limpieza y varios viandantes se acercaron a socorrerle. Entre cuatro hombres lograron finalmente desarmarlo e inmovilizarlo, hasta que rápidamente llegaron varias patrullas de la Policía Nacional y la Local. Así, mientras los agentes del 091 reducían al autor del acuchillamiento y se lo quitaban de encima a la víctima, los municipales se dedicaban a asistir al joven, que permanecía malherido sobre el asfalto, al que colocaron varios parches oclusivos como los que un compañero usó el pasado mes de febrero para salvar la vida a otro acuchillado a las puertas de La Casa del Loco, en la calle Mayor. Una sanitaria que caminaba por la zona y presenció la escena ayudó también a los funcionarios a prestar la primera asistencia al lesionado.

Fue tal la fuerza con la que el agresor arremetió contra la víctima que llegó a doblar el filo del cuchillo, posiblemente, cuando trató de clavárselo en la cabeza. Según fuentes de la Jefatura Superior de Aragón, aunque el joven presentaba varios pinchazos, los más graves los tenía localizados en el cráneo y en el estómago. De hecho, estas fueron las cuchilladas que le obligaron a pasar por el quirófano. Según fuentes sanitarias, el estado del paciente es grave pero, a priori, estaría controlado y su vida no corre peligro.

La Policía Científica estuvo al menos una hora recogiendo pruebas tanto en la calle como en el interior del pub, de donde parece que llegaron a llevarse hasta un abrebotellas que podría haber sido utilizado también como arma. Sobre el posible móvil de la brutal agresión, todavía no se puede descartar nada y los investigadores esperarán a que el hospitalizado se recupere para poder interrogarlo.

"Le golpeaba la cabeza contra el suelo"

Si en algo coincidían ayer los testigos de acuchillamiento de la calle de José María Lacarra era en la "obcecación" que el agresor parecía tener con la víctima, "de la que no había forma de despegarlo". De hecho, dos policías tuvieron que hacer uso de sus defensas para quitárselo de encima al joven que resultó malherido.

El Grupo de Homicidios y la Policía Científica tratan de aclarar lo ocurrido, pero todo apunta a que tras un discusión inicial en el interior del pub Göia entre el encargado y el ‘discjockey’, este último trató de huir. Sin embargo, el ahora detenido salió tras él con un cuchillo y terminó dándole alcance. "Se ha puesto encima de él y no dejaba de golpearle la cabeza contra el suelo", contaba uno de los clientes de una cafetería próxima. "Después ha sacado el cuchillo y le ha hecho cortes en la cara, la espalda y el tórax", añadía. El arma blanca pudo ser recuperada por los vecinos, que se la dieron después a la Policía.

Consulta aquí las últimas noticias de sucesos en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios