Zaragoza

zaragoza

Un espacio en el que compartir conocimiento por amor al arte en pleno centro de Zaragoza

La asociación ‘Corazones con Razones’ acaba de abrir sus puertas en Tomás Zumalacárregui para ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de impartir y asistir a talleres y financiar microproyectos de voluntariado.

Processed with VSCO with m5 preset
Local para compartir conocimientos en la calle Zumalacárregui
Corazones con razones

El centro de Zaragoza cuenta, desde hace tan solo unos días, con un nuevo espacio de reunión para compartir conocimientos en el que los propios ciudadanos son los protagonistas. La Asociación ‘Corazones con Razones’, ubicada en el número 15 de Tomás Zumalacárregui, ha nacido para fomentar el intercambio de saberes de una manera altruista y apoyar microproyectos de voluntariado. Todo ello en un local cuidado hasta el último detalle y en un distrito en el que la principal queja de los vecinos es la falta de equipamientos.

La impulsora de este nuevo espacio es Marta Monreal, que gracias al apoyo de familiares y amigos ha logrado sacar adelante un proyecto que tenía en mente desde hace mucho tiempo. “La idea llevaba en nuestra cabeza muchos años. Nos apetecía crear un lugar así para que la gente se reuniera”, explica.

El funcionamiento de la asociación, constituida como entidad sin ánimo de lucro, es muy sencillo y se basa en las sugerencias de los ciudadanos: la gente sugiere sus actividades y ‘Corazones con razones’ les presta sus instalaciones. Los individuos son los encargados de proponer las actividades, charlas o talleres en los que estarían interesados en participar y también señalan las materias sobre las que pueden impartir formación. “La gente activa laboralmente no cuenta con tiempo suficiente pero sí tiene mucho que dar. También mucha gente que está a punto de jubilarse y que todavía tiene muchas ganas de aportar y los jóvenes que no disponen de espacios para reunirse”, apunta Monreal, que es médico de profesión.

Durante la inauguración del local, que tuvo lugar a principios de mayo, sus impulsores comenzaron a recibir las primeras propuestas. Así, el próximo jueves 23, Antonio Estepa Rubio, doctor en Arquitectura y profesor de la Universidad de San Jorge impartirá una charla sobre el Renacimiento español y el miércoles 28 tendrá lugar la conferencia ‘Comprar un móvil: una decisión educativa’. Para junio también hay previstas actividades relacionadas con la tecnología, el arte y la sociedad moderna. No obstante, desde la asociación aseguran que hay cabida para todo y que, tras el verano, el mes de septiembre volverán “con una programación más sólida”. Además, todo es gratuito, aunque los ciudadanos pueden hacerse socios para financiar microproyectos de voluntariado de la propia asociación o de otros colectivos. De los gastos de alquiler y de mantenimiento del local se ocupan Marta Monreal y los socios junto a los que fundó la asociación.

Varios espacios para sentirse “como en casa”

El local en el que se ubica la asociación cuenta con varios espacios diferenciados que se utilizan en función de las características de la actividad. Dispone de una sala de entrada con capacidad para entre 25 y 30 personas y un salón interior con sitio para una docena de asistentes. También tiene acceso a un pequeño patio exterior. “Queremos que la gente que venga se sienta como en casa y pueda asistir a las charlas de una manera relajada”, comenta Monreal.

Local Corazones con razones
Local para compartir conocimientos en la calle Zumalacárregui de Zaragoza
Corazones con Razones

La impulsora de ‘Corazones con Razones’ asegura de que se trata de un proyecto pionero en la ciudad, ya existen iniciativas similares pero ninguna está enfocada de una manera tan multidisciplinar. “Lo que he visto no tiene nada que ver. Aquí se puede asistir de forma gratuita, en formato de café tertulia, a charlas y talleres de materias tan variadas como la fotografía, la música o las nuevas tecnologías”, apunta.

Un distrito sin centro cívico ni lugares de reunión

Este espacio en pleno corazón de la ciudad constituye una opción de ocio y formación más para los vecinos del Distrito Centro, que siempre han reivindicado la necesidad de contar con más equipamientos en la zona. Un centro cívico y otro de juventud en el que poder reunirse y programar actividades son sus principales demandas. “Nos parece muy bien que haya este tipo de iniciativas privadas, pero continuaremos reclamando una alternativa pública”, señala Carlos Terrer, responsable de urbanismo de la Asociación de Vecinos Puerta del Carmen.

Según denuncia el colectivo vecinal, los cerca de 60.000 vecinos que tiene el distrito solo disponen de dos centros de convivencia para mayores, pero se les quedan pequeños. “Cuando hacemos cosas de cierta envergadura no cabe ni un alfiler”, lamenta Terrer.

Por el momento, parece que la acogida del nuevo espacio está siendo “positiva” y Monreal espera poder consolidar el proyecto. “Ilusión tenemos mucha”, concluye.

Etiquetas
Comentarios