Despliega el menú
Zaragoza

tarazona y el moncayo

La Cooperativa Agraria San Atilano honra a su patrón San Isidro

Los agricultores han desfilado con sus tractores engalanados por el centro de Tarazona.

Uno de los tractores adornados que ha participado en el desfile.
Uno de los tractores adornados que ha participado en el desfile.
Nora Bermejo

La Sociedad Cooperativa Agraria San Atilano ha cumplido este miércoles con una tradición arraigada entre sus integrantes, celebrar la festividad de San Isidro Labrador, patrón de los agricultores. Se organizan diferentes actos, pero el más vistoso de todos es el desfile de tractores engalanados por las calles principales de Tarazona a primera hora de la mañana.

Es un día de celebración, de convivencia, en el que los agricultores aprovechan para intercambiar impresiones sobre su labor, pero sobre todo es una jornada en la que se pide al patrón la protección de las cosechas. “Es un paréntesis en las labores agrícolas y le pedimos agua al santo, porque hay mucha escasez y la poca cosecha que ha quedado se va a perder como no llueva estos días”, señala Diego Cobos, presidente de la Cooperativa.

En general, está siendo un mal año para el campo. Sus trabajadores estarán pendientes del cielo para garantizar las cosechas que todavía quedan. “A finales de 2018 hubo buenas lluvias con las que se hizo una buena siembra, pero los primeros meses de este año, sobre todo febrero y marzo, hizo mucha calor, algo anormal para esas fechas, y esto unido a la escasez de agua, ha dejado la mitad de la cosecha, aproximadamente”, valora Cobos.

Tras las últimas lluvias, rebrotó el cereal y la almendra, pero el agua hace falta de nuevo. “Rezaremos para que no nos caiga una pedregada que es lo último que nos haría falta”, afirma el presidente de la Cooperativa.

Más apoyos

Es un día también en el que los agricultores pueden aprovechar para visibilizar sus necesidades, reclamando más ayudas y apoyos. “El campo antes era referente en Tarazona, pero ahora está en decadencia. Esta zona está un poco abandonada, parte de la culpa la tiene la administración pero también los agricultores porque no hemos sabido defender bien el sector”, asegura el turiasonense que añade que tenemos que “organizarnos las tierras, arreglar los accesos para la herramienta moderna que hay porque prácticamente no pasa por los caminos, y darle un valor al embalse del Val”.

El relevo generacional es complicado, los jóvenes no valoran la agricultura como una opción de futuro que presente garantías. “Aun cogiéndolo como tradición familiar, cuesta mucho aguantar en el sector, así que cuando un chaval joven al que le gusta el campo, quiere meterse en esto, le es prácticamente imposible. Las nuevas incorporaciones lo están pasando muy mal y son a los que tenemos que apoyar”, finaliza Diego Cobos.

Tras el desfile, los agricultores se han reunido en las instalaciones de la Cooperativa, donde se ha servido un multitudinario almuerzo. En una nave se preparaban la panceta y la choriceta, que después se degustaban acompañadas de otras viandas en otra nave en la que se han colocado largas mesas. Tras reponer fuerzas, no ha faltado el tradicional sorteo de regalos.

La programación por San Isidro ha concluido con una misa en honor al santo en la catedral de Santa María de la Huerta seguida de una comida de hermandad en el hotel Brujas de Irués.

Etiquetas
Comentarios