Despliega el menú
Zaragoza

elecciones 2019

Divino tesoro y sagrado voto

Según el CIS, los jóvenes engrosan el sector de los indecisos y casi la mitad se plantea –incluso– no ir a votar. Los partidos tratan de seducirles con ‘emojis’, cervezas y guiños a las series de moda.

Imagen del debate que celebró el Consejo Juventud Zaragoza en la sede de la calle de San Lorenzo.
Imagen del debate que celebró el Consejo Juventud Zaragoza en la sede de la calle de San Lorenzo.
Heraldo.es

Si yo fuera director de campaña, estaría tirándome de los pelos. Y el sacrificio sería máximo porque ya apenas tengo. El dato de que hay un 44,8% de indecisos en Zaragoza, según el último sondeo del CIS, deja todo en el aire. Sería necesaria una asociación de ‘indecisos anónimos’ para ir a rondarles y obtener alguna pista. Ojalá una convención de ‘despistados electorales’ para ver por dónde respiran.

De todos los aragoneses que –según Tezanos– están con la mirada perdida y caminando en círculos –entiéndase, de confusión, no podemistas–, hay un sector especialmente relevante: los jóvenes. Abusando de los datos, diremos que cerca de la mitad de los electores entre 18 y 24 años coquetean con el abstencionismo y han declarado su intención de no acudir a la cita con las urnas.

¿Cómo tratan los partidos de seducir a los votantes primerizos? Azcón lleva tiempo prometiendo que su primera medida como alcalde será cerrar el Luis Buñuel –discutible reclamo– y los socialistas han optado por una ‘emoji-campaña’ poniendo un corazoncito junto a su logo. Sin comentarios.

Al margen de la batalla en las redes, lo de los iconitos de Whats-app no es tontería. De hecho, se ha convertido en la forma más efectiva de burlar la ley electoral en el periodo en el que no se pueden publicar encuestas con el famoso ‘mercado de las frutas de Andorra’. La atomización de partidos va complicando identificar a cada cual –Vox se ha quedado con el brócoli– y habrá que ver cómo se traduce en simbolitos de móvil el jaleo de siglas entre ZEC, Podemos-Equo, Ganemos, etc.

El que nunca defrauda haciendo lemas de campaña es el PAR. De los creadores de las ‘Bielaminas’ –gominolas contra los estados de inoperancia– llega este 2019 los ‘aragonnials’, término con el que se refieren a "los jóvenes que sienten pasión por su tierra y por el centro aragonesista". Los compañeros de viaje de Elena Allué (turbulencias de Rolde Choben, al margen) se han serigrafiado camisetas con este vocablo, que aparecerá en el diccionario de la RAE, pero brilla con fulgor las retorcidas mentes de los expertos en márquetin digital.

Porque qué duda cabe de que todo es márquetin. Todo, salvo la devoción de Pilar Alegría por ‘Juego de tronos’, que parece real, pues la candidata trata estos días de evitar los ‘spoilers’ dado que tiene algún episodio pendiente. El presidente Lambán, a pesar de invitar a la muchachada a un debate de pizza y capitulito de la serie, sí que parece algo más pez en lo que a los Lannister, los Stark y las advertencias del ‘winter is coming’ se refiere.

A quienes cogió el invierno electoral por sorpresa fue a Casado y los suyos, y eso que los populares intentaron entrar en calor con una convocatoria (sospechosamente –ejem– parecida a otras) invitando a las nuevas generaciones a echarse unas cañas. Jorge Azcón, que precisamente fue años atrás concejal de Juventud, ha estado más hábil con sus propuestas de vivienda, habida cuenta del problema de la emancipación juvenil. Tampoco deja de ser cierto que esto de los pisos y las ayudas de alquiler parece una subasta del ‘Un, dos, tres’ (referencia ‘viejenial’) porque si una promete construir 2.000 viviendas de alquiler para imberbes, el otro dice que pondrá 11.000 pisos a rehabilitar y un terce ro afirma que limitará a 140 € el tope del coste del alquiler.

El debate más completo hasta la fecha sobre políticas de juventud fue el que celebró hace pocos días –como es lógico– el Consejo de la Juventud de Zaragoza. Allí, y sin Vox, se habló de ocio nocturno, de ayudas sociales o del centro de préstamo, que alguno confundió –icono de la naranja aquí– con un tema hipotecario. Lástima que todos los participantes fueran hombres y que algunos de los candidatos impostaran su ‘flow’ o trataran de disimular su edad calzándose unas bambas.

Etiquetas
Comentarios