Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Un hombre con problemas psíquicos se atrinchera en casa con sus padres durante 5 horas en Zaragoza

Un negociador de la Policía consiguió disuadirle para que depusiera su actitud y saliera pacíficamente para ser asistido.

Los hechos han ocurrido en un domicilio de Duquesa Villahermosa, en Zaragoza.
Los hechos han ocurrido en un domicilio de Duquesa Villahermosa, en Zaragoza.
GoogleMaps

Un hombre de 40 años permaneció este sábado durante cinco horas atrincherado en el domicilio en el que vive con sus padres y amenazó con hacerles daño si la Policía entraba en la vivienda. El equipo de negociadores de la Jefatura Superior de Policía de Aragón estuvo durante cerca de cinco horas tratando de convencer a F. H. M. de que depusiera su actitud y se entregara de forma pacífica, lo que consiguió en torno a las 18.00.

El incidente se produjo en una vivienda de la calle de Duquesa Villahermosa en el barrio de Las Delicias. Según explicaron fuentes policiales, la madre de F. H. M. llamó al 091 porque su hijo, que padece trastornos psiquiátricos y está en tratamiento médico, se había puesto muy agresivo por lo que aparentaba ser un brote psicótico. Además, parece que tenía en su poder un bate de béisbol, según pudo saber este periódico.

Al lugar se trasladó un coche patrulla pero, al intentar entrevistarse con la madre, el hombre se puso más agresivo, no dejó entrar a los agentes y se encerró dentro con sus padres, de avanzada edad, a los que llegó a amenazar con un cuchillo pero, finalmente, no les causó ningún daño.

El negociador comenzó entonces su labor de hablar y escuchar al atrincherado con la única intención de convencerle para que saliera del piso sin hacer daño a nadie, ni tampoco a sí mismo, puesto que también había advertido que se iba a quitar la vida.

Finalmente, logró persuadirle y F. H. M. abrió la puerta, salió de forma pacífica, caminando y voluntariamente se subió a la ambulancia del 061 que durante todo el tiempo permaneció en la puerta de la finca, al igual que un médico, un sanitario y un psicólogo, para trasladarlo al hospital. Fuentes policiales informaron de que no fue necesario esposarle, aunque ingresó en el centro hospitalario en calidad de detenido por un presunto delito de amenazas.

Tampoco fue precisa la intervención de los agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) que aunque estaban alertados no llegaron a trasladarse al lugar, según las mismas fuentes.

Homicidio en Fuentes de Ebro

El último suceso de estas características pero con consecuencias fatales se produjo el 11 de enero en Fuentes de Ebro. Un hombre de 43 años mató a su madre, de 73 años, de un golpe en la cabeza. El presunto homicida tenía diagnosticados problemas psiquiátricos, pero llevaba bastante tiempo sin tomar la medicación.

Tras la agresión, J. P. L. se atrincheró en la vivienda, se negó a hablar con el negociador y obligó a intervenir a los Grupos de Reserva y Reacción (GRS) de la Guardia Civil, que lograron sacarlo de la casa cuatro horas después y trasladarlo al hospital, donde quedó ingresado en Psiquiatría.

Etiquetas
Comentarios