Zaragoza

zaragoza

Una oleada de robos pone en alerta a los comerciantes de Miralbueno

En el último mes y medio, varias peluquerías y bares han sufrido robos mediante el mismo modus operandi: los cacos utilizan la tapa de una alcantarilla para romper las puertas de cristal de los locales.

robos en miralbueno
Uno de los locales que han sufrido robos en Miralbueno
Heraldo

Desde hace aproximadamente un mes y medio, varios establecimientos del barrio zaragozano de Miralbueno han sufrido diversos robos, lo que ha puesto en alerta a comerciantes y vecinos de la zona, que piden una mayor presencia policial para terminar con estos delitos.

La mayoría de los robos se han producido en peluquerías y bares, aunque una carnicería también ha sido el objetivo de los delincuentes. El modus operandi es prácticamente idéntico en todos los casos, ya que según han confirmado los comerciantes afectados, los ladrones utilizaban la tapa de una alcantarilla para golpear el cristal de la puerta del local, romperlo y entrar por el hueco que habían dejado.

La cafetería Valpo, situada en la calle Lagos de Coronas, ha sido una de las últimas afectadas. El robo se produjo durante la madrugada del pasado lunes 22, hacia las seis de la mañana. Según el propietario del local, varios vecinos comentaron haber oído ruidos sobre las cinco de la madrugada. El botín que se llevaron los ladrones osciló entre los 1.500 y los 2.000 euros, aunque el establecimiento sufrió otros daños que todavía están pendientes de valorar. “Se llevaron la recaudación del lunes y los cambios que teníamos en el bar. También reventaron la tragaperras, el datáfono, la caja fuerte y algo de la decoración”, explica el dueño.

Tan solo unos días antes, los ladrones entraron a la Peluquería Lagos, ubicada en la misma calle que el establecimiento anterior. Fue durante la madrugada del día 15, en torno a las 2.00. En este caso, la cantidad que los cacos sustrajeron fue bastante menor, porque apenas había dinero en el interior del local. “Mucha gente paga con tarjeta, por lo que poco dinero en efectivo se pudieron llevar”, explica la propietaria, que solo echó de menos el cajón de la caja registradora, que en el momento del robo contenía alrededor de 30 euros. “No les dio tiempo a más, porque un vecino que escuchó un ruido muy fuerte llamó a la Policía y según lo que captaron las cámaras de la farmacia de al lado solo estuvieron dentro nueve minutos”, apunta.

Esa misma noche los ladrones también intentaron entrar a través del método de la alcantarilla en la cervecería Masclaras, aunque no lograron su objetivo. “Hemos tenido suerte, porque según hemos oído está pasando en muchos establecimientos”, comenta una empleada, que explica que como no llegaron a entrar no interpusieron denuncia.

Desde la Asociación de Vecinos de Miralbueno aseguran estar al tanto de esta oleada de robos y admiten estar “asustados” y consideran, como otros residentes, que debería haber una mayor presencia policial en el barrio. “Lo de los robos materiales es un problema, pero que empiecen a entrar en viviendas nos preocupa todavía más”, manifiestan desde el colectivo vecinal. “Se nos llena la boca diciendo que hay que cuidar el comercio de proximidad y luego llegan y te rompen los cristales para robar”, lamentan sus integrantes, que esperan poder mantener una reunión con la Policía Nacional en los próximos días.

“Llevamos un par de meses un poco agitados”, reconoce A.F., un vecino que lleva viviendo tres años en la zona. Este residente afirma que la situación le genera “una cierta inseguridad”, y teme que tras los robos en los comercios los ladrones empiecen a irrumpir en viviendas. “Ahora roban tiendas, pero tememos que luego puedan roban en trasteros, coches y se acaben colando en alguna casa”, lamenta.

Hace poco más de un mes, HERALDO ya se hizo eco de otro robo en el barrio de Miralbueno. En este caso fue también en una peluquería de la calle Camino del Pilón, de madrugada y con la tapa de otra alcantarilla.

Etiquetas
Comentarios