Zaragoza

zaragoza

Los perros son bienvenidos en los parques, pero también en buses, tiendas, bares...

La normativa municipal ya permitía el acceso de las mascotas a muchos establecimientos de la ciudad.

Los perros zaragozanos pueden entrar a los bares (a algunos) coin sus dueños.
Los perros zaragozanos pueden entrar a los bares (a algunos) coin sus dueños.
Ha

Zaragoza es una ciudad amiga de los perros. La capital aragonesa permite el acceso de las mascotas a muchos lugares, en una política que se mantiene en la ordenanza que ha entrado en vigor este martes en la capital aragonesa y cuya novedad principal es que los dueños se verán obligados a registrar el ADN de sus mascotas.

La nueva norma también amplía el tiempo que tienen los perros para ir sueltos por los parques zaragozanos. A partir de ahora, del 1 de mayo al 31 de octubre el horario será de de 21.00 a 10.00, y del 1 de noviembre al 30 de abril se prolongará desde las 20.00 hasta las 10.00.

Pero no solo de las zonas verdes pueden disfrutar los canes zaragonanos, que también son bienvenidos en el transporte público de la ciudad. Desde 2014, pueden viajar junto a sus dueños en autobús urbano y tranvía. Eso sí, con algunas condiciones: en los buses, solo pueden ir perros de menos de 10 kilos y siempre dentro de un transportín. En el tranvía sí se admiten animales más grandes, pero atados y con bozal. Y deberán subir al último vagón. Solo se permite un can por tranvía para evitar peleas entre los animales, aunque una sola persona sí puede llevar dos animales.

Tiendas y bares también abren las puertas a los perros, aunque en este caso, solo si los propietarios lo aceptan. No obstante, cada vez son más los establecimientos que aceptan la entrada de animales. Entre los comercios, tanto tiendas pequeñas como grandes cadenas (Inditex, Benetton, Mango, H&M o Sephora, por ejemplo) ya se permiten la presencia perruna.

Y abundan los bares y restaurantes que aceptan perros, siempre que sean bien educados y formalitos, claro. En este punto, no obstante, la normativa municipal choca con la ley autonómica, que prohíbe que haya canes en zonas donde se manipulan alimentos. Aún así, muchos esyablecimientos siguen la regla del Ayuntamiento y ven con buenos ojos la presencia de mascotas. 

Lo mejor, preguntar. Y así podremos saber si nuestro perrete es bienvenido a esa tienda o esa terraza donde nos gustaría entrar.

Etiquetas
Comentarios