Zaragoza

animales

Entra en vigor la nueva ordenanza sobre perros en Zaragoza

Obliga a registrar el ADN de todos los perros de la ciudad para reducir el maltrato y la tasa de abandonos.

Dos perros juegan en uno de los parques de la capital.
Dos perros juegan en uno de los parques de la capital.
HERALDO

El Ayuntamiento de Zaragoza dio luz verde a la ordenanza de protección animal el pasado 18 de marzo, que entre otros aspectos obliga a registrar el ADN de todos los perros de la ciudad para reducir el maltrato y la tasa de abandonos. Este martes ha entrado en vigor, así lo ha publicado la Policía Local de Zaragoza en su cuenta de Twitter, adjuntando la ordenanza para que todos los propietarios de animales estén informados.

Todos los grupos políticos salvo CHA, que se abstuvo, apoyaron en la comisión de Servicios Públicos el nuevo texto, que incluye buena parte de las 200 alegaciones presentadas por los ciudadanos y colectivos animalistas en los últimos meses.

Ahora que ha entrado en vigor, todos los propietarios de perros deberán registrar el ADN de sus mascotas. Lo tienen que hacer en su visita anual al veterinario, donde se les extraerá la muestra de sangre. Para ello, el Consistorio formaliza un convenio de colaboración con estos profesionales, y otro con el Gobierno de Aragón, para incluir los datos en su registro autonómico.

El objetivo es, según dijo el concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, “ser infalibles en las políticas contra el maltrato y el abandono”. “El sistema permite conocer el origen de los animales abandonados, se ha demostrado que es efectivo”, añadió.

Respecto a la posibilidad de utilizar el registro de ADN para sancionar a los propietarios de perros que dejen sus deposiciones en las calles de la ciudad, a través de un análisis de las mismas, Cubero reconoció el pasado mes que “es una aplicación posible”, pero que no se podría poner en marcha hasta dentro de un año, cuando se culmine el registro de perros, por lo que quedará en manos de la siguiente corporación municipal.

También se regula el horario de suelta de mascotas en los parques de la ciudad, por lo que a partir de este martes el Ayuntamiento amplía el tiempo permitido: en verano (del 1 de mayo a 31 de octubre), será de 21.00 a 10.00, mientras que en invierno (del 1 de noviembre al 30 de abril), se prolongará desde las 20.00 hasta las 10.00.

Por otro lado, los canes ya no pueden orinar en cualquier lado. Se prioriza que se haga sobre farolas y papeleras, en vez de sobre el mobiliario urbano, pero se puede sancionar por los orines que viertan sobre paredes y portales de viviendas.

Etiquetas
Comentarios