Zaragoza

RIBERA ALTA DEL EBRO

El hermano de Miguel Induráin hace realidad el sueño de Carmen 

El exciclista profesional Pruden Induráin regalará una bicicleta a una vecina de Alagón de 76 años que comenzó a protestar hace un mes ante el ayuntamiento.

Carmen Gaspar, con su pancarta, delante del ayuntamiento.
Carmen Gaspar, con su pancarta, delante del ayuntamiento.
Asociación AMFA

El sueño de Carmen Gaspar de conseguir una bici se ha hecho realidad. Pruden Induráin, hermano de Miguel, ganador de cinco Tour de Francia consecutivos y del Giro de Italia en dos ocasiones, y también exciclista profesional, ha decidido regalarle una tras conocer su historia en HERALDO DE ARAGÓN.

Esta vecina de Alagón, de 76 años, ha decidido poner fin así a una lucha que emprendió hace un mes cuando, pancarta en mano, se plantó todos los días delante del ayuntamiento para reclamar su vehículo, que guardó la Policía tras un accidente de tráfico que sufrió en octubre, y que después se tiró a la basura, considerando el mal estado en el que estaba y el tiempo que llevaba en depósito.

El Consistorio valoró en 80 euros su bicicleta, pero ella no quiso aceptar esta cantidad, argumentando que lo que quería era "una bicicleta". Así que, con un cartel en el que resumía su objetivo, acudió todos los días a la puerta de la casa consistorial. Los primeros días lo hizo sola, luego tuvo el apoyo de vecinos y de miembros de la Asociación Mujer y Futuro de Alagón (AMFA), que han decidido apoyar esta causa. Carmen fue, durante 13 años, presidenta de la asociación de mujeres y tuvo una librería en la misma plaza en la que ha estado protestando.

Pruden Induráin, director comercial de Conor Sports, el fabricante navarro de bicicletas, conoció lo ocurrido y no se lo pensó dos veces. Se puso en contacto con Diego Tamé, propietario de la tienda Adrenalina de Utebo, para poder hablar con Carmen y ofrecerle un vehículo nuevo. "La historia le llegó al corazón", dijo Tamé. La entrega se hará efectiva este jueves, a las 11.00, en el negocio utebero. Es una bici de paseo, similar a la que tenía, pensada para el uso que le da esta vecina de Alagón, que suele moverse por la localidad en este medio.

Carmen se mostró “emocionada” con este regalo: “Primero, me puse muy contenta. Aunque al poco rato recapacité y pensé que, después de estar un mes en la plaza, aceptarlo podía significar traicionarme a mí misma y a los demás”. Sin embargo, y ante la falta de respuesta municipal, dijo, decidió finalmente aceptar la bici: “Redacté un escrito para el Ayuntamiento en el que digo que ya no se trata de dinero, sino de responsabilidad”.

“El apoyo que he recibido es muy grande”, afirma. “Tengo que dar las gracias a todos porque en la plaza he estado muy acompañada y las redes sociales se han volcado conmigo”, indica.

Etiquetas
Comentarios