Zaragoza

zaragoza

La ordenanza que prohíbe circular en patinete por la acera entrará en vigor a finales de mayo

El Ayuntamiento aprueba el texto que regula el uso de estos vehículos por la ciudad a la espera de una norma estatal.

PATINETES ELECTRICOS CIRCULANDO POR ZARAGOZA / 21/12/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Los usuarios de patinetes y los ciclistas comparten desde hace meses los carriles bici.
Oliver Duch

El Ayuntamiento de Zaragoza aprobó este jueves la ordenanza que regulará por primera vez la circulación de los patinetes en la ciudad. A falta de los últimos trámites pendientes –validación en el pleno del martes y publicación en el boletín provincial–, la normativa entrará en vigor previsiblemente a finales del próximo mes de mayo. A partir de entonces, los usuarios de estos vehículos de movilidad personal deberán desplazarse por la red de carriles bici de la capital aragonesa y por las calles pacificadas, y no podrán hacerlo por las aceras. La idea es seguir defendiendo ese espacio para los peatones y evitar en la medida de lo posible conflictos y accidentes con este colectivo.

Zaragoza, como otras ciudades del país, se adelanta de esta manera al Gobierno de España y a la Dirección General de Tráfico, que todavía no han plasmado en una normativa estatal cómo debe ser la circulación de estos nuevos modelos de movilidad que han irrumpido en los últimos meses en los entornos urbanos. La ordenanza salió adelante con el respaldo de todos los partidos salvo el del PP, que a través del concejal Sebastián Contín criticó precisamente la "colisión entre las diferentes normas vigentes" que se podría llegar a producir, por ejemplo, con la de bicicletas. En este sentido, el actual responsable de Movilidad del gobierno de ZEC, Pablo Muñoz, defendió que era "necesario" regular la circulación de los patinetes mientras llega la ley estatal.

La nueva ordenanza se aprueba tras el análisis de cerca de 300 alegaciones al texto original por parte de particulares, colectivos y entidades, así como las últimas modificaciones que incorporaron este jueves los grupos políticos, aunque lo esencial se mantiene. Los usuarios de patinetes no podrán circular por las aceras. Deberán hacerlo por los carriles bici o por las calles de una sola calzada y sentido de circulación, es decir, las vías pacificadas a 30 kilómetros por hora. Eso sí, a petición del PSOE se incluyó que también se permitan los desplazamientos en las calles con dos carriles si uno de ellos es el reservado al bus y al taxi.

Revisión semestral

En cuanto a los lugares permitidos para estacionar los patinetes –uno de los principales focos de conflicto que se han detectado en los últimos meses–, la ordenanza los equipara a las bicicletas. Es decir, se podrán dejar en los aparcamientos específicos si los hubiera, o en caso contrario, anclados al mobiliario urbano. Además, se ofrece la posibilidad de aparcar sobre las aceras siempre y cuando no obstaculicen el tránsito peatonal o de vehículos ni el acceso a inmuebles o servicios, en especial a paradas de transporte público o junto a la fachada de edificios.

Respecto al régimen sancionador, también será el mismo que se aplica sobre las bicicletas, con multas que oscilan entre los 36 y los 200 euros. Además, la ordenanza no exige, al igual que hace con los ciclistas, el uso del casco, aunque sí lo recomienda. Para comprobar cómo evoluciona esta regulación, dado la inestabilidad de un fenómeno tan reciente, el Ayuntamiento creará un grupo de trabajo que hará una revisión semestral de su funcionamiento.

Etiquetas
Comentarios