Despliega el menú
Zaragoza

TORRE VILLAGE

Zaragoza otorga nuevas licencias a Torre Village pese a la sentencia del TSJA

Se trata de las de uso comercial, de cine, de restaurante y sin uso.

Torre Village
Recreación virtual del outlet Torre Village.
Heraldo

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba la concesión de cuatro nuevas licencias a Iberebro, empresa promotora del outlet Torre Village, pese a que el plan especial por el que fue aprobado fue declarado nulo de pleno derecho por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Las licencias -para uso comercial, de cine, de restaurante y sin uso- han sido de nuevo promovidas y votadas por los grupos municipales de PP, PSOE y Ciudadanos, frente a la postura contraria del Gobierno de ZEC y la abstención de CHA.

Concluida la Comisión extraordinaria de Urbanismo que ha dado luz verde a estas licencias, el consejero municipal del ramo, Pablo Muñoz, ha criticado en rueda de prensa que la concesión no haya sido suspendida tal y como recomendaban los técnicos.

Lo ha argumentado diciendo que la mejor manera de evitar que el Ayuntamiento tenga que asumir una responsabilidad patrimonial en caso de que el centro comercial sea definitivamente declarado nulo en los tribunales es no permitir que se construya más para "no tener que demoler más".

Frente a ello, "tres grupos optan por seguir incumpliendo el plan general", ha denunciado Muñoz en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos.

Además, ha reprochado que, dentro de estas licencias, se haya aprobado triplicar el número de estacionamientos privados en el complejo comercial en obras, que pasarían así de 273 a 696.

Ello demuestra, a su juicio, que Torre Village es un centro comercial creado para el "uso y abuso" del coche y ha alertado del colapso que podría generar en el tráfico en la carretera de Logroño.

El consejero ha lamentado que se haya puesto "otra piedrecita más" en la ordenación del territorio cuando "todos sabemos" que el Tribunal Supremo no va a admitir a trámite el recurso de casación contra la sentencia del TSJA.

No obstante, ha remarcado que ZEC sí que ha conseguido que se admita una prescripción: que, en caso de inadmisión del recurso de casación, la licencia quedará incursa en "nulidad sobrevenida", es decir, que será anulada automáticamente, lo que según sus palabras exoneraría a la Administración de una hipotética responsabilidad patrimonial.

Etiquetas
Comentarios