Despliega el menú
Zaragoza

robos

Le roban poco después de atracar un salón de juegos y llevarse un botín de 1.400 euros

El primer asaltante, de 18 años, fue detenido por la Policía tras identificarlo a través de las cámaras de seguridad del local.

Un vehículo de la Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo
Europa Press

La Policía Nacional detuvo el pasado 23 de abril a un joven de 18 años, identificado como A. H., como presunto autor de un atraco con un arma de fuego cometido esa noche en un salón de juegos situado en la avenida de César Augusto de la capital aragonesa. Lo sorprendente de este caso es que el arresto se produjo después de que un ciudadano llamara al 091 para informar de que en una calle cercana se estaba cometiendo un robo y al acudir al lugar para auxiliar a la víctima esta resultó ser el atracador del salón de juegos.

Según informó este jueves la Jefatura Superior de Policía de Aragón, el joven accedió al establecimiento recreativo sobre las 00.15 y, tras pasearse por el local en una actitud que levantó las sospechas de la encargada, esta decidió pedirle la documentación. El joven respondió sacando una pistola y exigiéndole el dinero de la caja. La mujer le entregó la recaudación, que en esos momentos ascendía a 1.400 euros aproximadamente, y el delincuente abandonó apresuradamente el lugar.

La encargada llamó acto seguido a la sala del 091 y una patrulla acudió al lugar instantes después. Los agentes se entrevistaron con ella y también visualizaron las grabaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento, en las que se veía con claridad al autor del robo, sus características físicas y su indumentaria.

Poco después de que esto sucediera, sobre la 1.30 aproximadamente, los agentes se enteraron a través de la emisora de que un ciudadano había llamado al 091 para informar de que se estaba cometiendo un robo con intimidación en la cercana calle de Manifestación. Su sorpresa al acercarse al lugar fue comprobar que la víctima de este asalto era el mismo joven que unos minutos antes se había llevado 1.400 euros del salón de juegos. No obstante, en ese momento llevaba encima unos 200 y, según dijo, parte se lo había gastado y el resto se lo había quitado la otra persona a la que, al parecer, conocía con anterioridad. Se desconoce si la identificó con nombre y apellidos y si ha sido localizada.

Otros dos arrestados

La Jefatura Superior de Policía recordó ayer que el pasado 7 de abril también fueron arrestados otros dos varones como presuntos autores de nueve robos con intimidación en salones de juegos y apuestas de Zaragoza. En su caso utilizaban cuchillos de grandes dimensiones con los que amenazaban a sus víctimas para que les entregaran el botín. Además, a uno de estos dos delincuentes se le atribuye la autoría de seis robos con intimidación cometidos en las últimas semanas en establecimientos de frutos secos y peluquerías de la capital aragonesa.

Según las mismas fuentes, los agentes de la Policía Científica que inspeccionaron y tomaron huellas del lugar de los hechos obtuvieron evidencias de la participación de estas personas en los mencionados delitos. Por esa razón, tras ser puestas a disposición judicial, fueron enviadas a prisión de forma provisional, al igual que el joven de 18 años arrestado en la madrugada del 23 de abril

La investigación ha sido llevada a cabo por la brigada regional de Policía Judicial, en colaboración con la Comisaría de Centro.

Asaltan locales de Miralbueno usando tapas de alcantarilla

La Policía Nacional arrestó en la madrugada del pasado martes a un joven que trataba de escapar tras haber intentado asaltar un bar del barrio de Miralbueno rompiendo el escaparate con la tapa de una alcantarilla. La patrulla había acudido al lugar tras recibir las llamadas de varios vecinos que alertaban de que se estaba cometiendo un nuevo robo con violencia en el barrio similar a los registrados en los últimos días. En concreto, según los afectados, en menos de diez días se han cometido siete delitos de este tipo en distintos establecimientos, como bares, carnicerías y peluquería de la calle Lago de Coronas, Camino del Pilón.

Los delincuentes actúan siempre igual: rompen las lunas, acceden al interior y en cuestión de minutos se llevan el dinero de la caja registradora. Con este método robaron el pasado 18 de marzo en una peluquería de la cadena Cebado en la calle de Camino del Pilón. El suceso se produjo en torno a las 3 de la madrugada. Según comentaron entonces las encargadas del negocio, el botín que obtuvo el ladrón fue escaso pero los problemas causados fueron importantes porque les rompieron la puerta.

La Policía busca a los cómplices del detenido el pasado 23 de abril, puesto que siempre actúan más de uno.

Etiquetas
Comentarios