Zaragoza

Sucesos

Aparca mal el coche en Pinseque y acaba detenido por tráfico de drogas en una peña

El joven consiguió huir en un primer momento, pero fue localizado días después gracias a la colaboración entre la Policía Local del municipio y la Guardia Civil.  

Un detenido por vender droga en una peña juvenil de Pinseque,
distribución en una peña juvenil de Pinseque,
Guardia Civil

Aparcó mal su vehículo en el centro de Pinseque y cuando la Policía Local de la localidad se acercó para decirle que lo cambiara de sitio, el estado de nerviosismo en el que entró le delató y acabó siendo detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas y otro de desobediencia grave a la autoridad. Eso sí, el arresto se practicó tres días después, porque en un primer momento el sospechoso, S. M. O., de 25 años y vecino de la citada localidad, consiguió escapar por los tejados de varios edificios.

Según ha informado este miércoles la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, la detención del joven se llevó a cabo el pasado lunes, pero los hechos por los que se le investiga se remontan al pasado 19 de abril. De acuerdo con estas fuentes, el día de Viernes Santo varios agentes de la Policía Local de Pinseque acudieron a la terraza de un bar del municipio, ubicado en la calle de la Balsa, para localizar a los propietarios de varios vehículos que se hallaban mal estacionados en la vía pública.

Los policías percibieron que uno de los jóvenes presentes en el lugar, al percatarse de la presencia policial, tiró un objeto rectangular, que por la distancia no pudieron apreciar, por un muro próximo a la terraza donde estaba sentado. Los funcionarios acompañaron a este varón a cambiar su vehículo de sitio, y cuando lo hizo, echó a correr hacia el lugar al que había arrojado el artículo que levantó las sospechas de la Policía.

Los agentes le persiguieron y no pudieron darle alcance porque el joven huyó por los tejados de varios edificios, perdiéndose su pista. Sin embargo, sí que hallaron el objeto del que se había desprendido: una pastilla de hachís de unos 100 gramos de peso. Ante esta evidencia, la Policía Local de Pinseque trasladó a la Guardia Civil de Casetas lo sucedido. Los policías facilitaron la identidad del sospechoso y comunicaron que era miembro de una peña juvenil.

Inspección de la peña  

Precisamente, fue en este local donde los agentes del Instituto Armado y la Policía Local hallaron las principales evidencias de esta investigación. Fue el pasado lunes cuando se registró el local, ubicado en la calle de Gallopar y en el que se intervinieron 713,5 gramos de cannabis, cuatro plantas pequeñas de marihuana, una dosis de cocaína, una pastilla de hachís de 43,9 gramos (idéntica a la de 100 que fue arrojada tras un muro por el sospechoso y con la misma inscripción que esta), siete picadoras de marihuana, un cuchillo con el filo impregnado en hachís y 30 bolsas monodosis para la distribución de las sustancias estupefacientes.

Al registro de la peña se sumó la Unidad Canina de la Policía Local de Utebo. De hecho, fue uno de sus perros quien marcó dos lugares donde a posteriori se hallaron sustancias ilegales: una taquilla que se encontraba cerrada y una caja.

En el momento del registro, en el inmueble había tres personas que manifestaron a la Guardia Civil que las drogas, en su inmensa mayoría, eran propiedad del joven que había huido el Viernes Santo. No obstante, a estos socios de la peña se les interpusieron denuncias administrativas por tenencia de drogas.

Según ha precisado la Guardia Civil, solo una hora después de realizar esta inspección fue localizado en Pinseque joven sospechoso, quien fue detenido por presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de desobediencia grave a los agentes de la autoridad. Este martes pasó a disposición judicial.

Etiquetas
Comentarios