Despliega el menú
Zaragoza

comunidad de calatayud

El cráneo del Papa Luna, más cerca de regresar a Sabiñán

Además el Consistorio aprobó el pasado febrero, el proyecto de urbanización del entorno del palacio pero tendrá que cumplir los requisitos que implica albergar un Bien de Interés Cultural.

El cráneo del Papa Luna y la urna, en el Museo de Zaragoza.
El cráneo del Papa Luna y la urna, en el Museo de Zaragoza.
J. M. Marco

La vuelta del cráneo de Benedicto XIII, el Papa Luna, a las dependencias del palacio de los condes de Argillo, en Sabiñán, está un poco más cerca. A principios de este mes de abril, Luis Olazábal y Castro, en nombre de la familia Olazábal-Bordiú, marqueses de Villaverde, como propietarios de la calavera, hacían entrega de los poderes para hacer efectiva su donación al Ayuntamiento de la localidad de la comarca Comunidad de Calatayud.

"Estamos muy agradecidos a la familia por la actitud y las facilidades que le han puesto al pueblo", subraya Ignacio Marcuello, primer edil de la localidad. En este sentido, detalla que de consumarse el regreso será "un éxito de todos". Hace poco días, el pasado 7 de abril, se cumplieron 19 años desde que se produjo el robo de la famosa calavera parcialmente momificada, que permanecía dentro de una urna de madera en el palacio de los Argillo. La pieza se custodia en el Museo de Zaragoza.

En paralelo a la cesión de la propiedad del cráneo, el Consistorio aprobó el pasado febrero, de forma definitiva, el proyecto de urbanización del entorno del palacio, lo que implicará la construcción de dos viales así como equipamiento público, lo que proporcionará nuevas salidas desde el centro urbano. Su adjudicación está encarrilada. Esta última medida es un compromiso incluido dentro del convenio de cesión del inmueble, rubricado en 2012 con la propiedad del mismo, la propia familia Olazábal-Bordiú y un requisito necesario para la vuelta del cráneo.

De hecho, en los documentos de cesión se hace hincapié en que el edificio tendrá que cumplir los requisitos que implica albergar un Bien de Interés Cultural. Hace ya cuatro años se realizaron diferentes actuaciones de consolidación de las estructuras, desescombro y reparación de parte de las cubierta. Sin embargo, Marcuello recuerda que "queda muchísimo" trabajo.

Hacia finales de mes, está previsto que el Consistorio celebre un pleno ordinario en el que, entre otros puntos, se incluirá la ratificación de la aceptación de la cesión del cráneo.

Etiquetas
Comentarios