Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Si esta Semana Santa ha recibido cargos de Facebook... podría ser una estafa

A varios zaragozanos les han facturado pequeñas compras, de entre 20 y 70 euros, procedentes de la red social y ellos no han realizado las transacciones, por lo que se investiga una oleada de fraudes. 

Dos agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Regional de Policía Judicial, que se encarga de investigar las estafas por internet.
Dos agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Regional de Policía Judicial, que se encarga de investigar las estafas por internet.
Jefatura Superior de Policía de Aragón

La Semana Santa es tiempo de contrición y recogimiento, pero también es temporada alta para los estafadores y amigos de lo ajeno. Los delincuentes, sobre todo los que hacen de internet su entorno de trabajo, suelen servirse de los periodos vacacionales para actuar con más impunidad. Estos días son habituales las estafas de alquileres de viviendas a través de la red y también la práctica conocida como ‘phishing’, engaños a través de la red para conseguir datos bancarios y suplantar la identidad.

De hecho, varios zaragozanos han sido víctimas durante los últimos días de este tipo de fraudes online. El modus operandi de la estafa de estos últimos días ha consistido en pequeños cargos de 20, 30 o hasta 70 euros en sus tarjetas de crédito. En algunos casos, los timadores han realizando varios cargos en pocas horas a una misma víctima y le han acabado descontando cantidades superiores a los 150 euros. 

Algunas víctimas se han acercado este lunes por la mañana a sus bancos a interesarse por la naturaleza de los cargos, así como por las condiciones de sus seguros, y es cuando han sido informados de que otros clientes estaban en la misma situación. Las entidades les han recomendado cursar las correspondientes denuncias en comisaría.

De acuerdo con la Jefatura Superior de Policía de Aragón, como sucede con el timo del instalador de Microsoft y otros similares, estas estafas suelen producirse por oleadas a lo largo de todo el año. Según explican fuentes policiales, el modus operandi de los delincuentes es crear en las redes sociales más conocidas (Facebook, Twitter, etc.) banners que anuncian campañas de descuentos o productos especiales para llamar la atención de los internautas.

En realidad, se trata de falsas pasarelas de pago pensadas únicamente para hacerse con datos bancarios de los usuarios con el único fin de utilizar sus tarjetas. Los servidores suelen estar establecidos en países como China, por lo que la tarea de dar con los últimos responsables de la estafa es complicada, pero a los investigadores de los delitos tecnológicos les facilita mucho el trabajo conocer los detalles de los cargos, por ello es importante presentar denuncia por este tipo de hechos, aunque se trate de cantidades de dinero reducidas.

Consejos para no ser víctimas de estos fraudes

El Cuerpo Nacional de Policía recomienda extremar las precauciones en internet cuando se opera con tarjetas de crédito. Lo primordial es cerciorarse de que cuando se va a realizar una compra, la conexión es segura. Para ello, hay que mirar si en la parte inferior del navegador aparece un candado amarillo o un candado cerrado. Esto indica que sus datos viajan encriptados.

Los pagos con tarjeta han de realizarse, en la medida de lo posible, en establecimientos de confianza. Se conocen casos en los que ese ha utilizado el número de la tarjeta y el nombre de su titular, por personal de los propios establecimientos, de acuerdo con la Policía. Tampoco hay que facilitar más datos personales de los necesarios.

Además, la Policía incide en la necesidad de no abandonar las copias de los resguardos de compra en las proximidades de los Terminales de Punto de Venta (TPV), pues contienen información sobre las tarjetas que puede ser utilizada tanto en internet como fuera de red.

Etiquetas
Comentarios