Zaragoza
Suscríbete por 1€

Paris

La Virgen del Pilar de Notre Dame se salvó de las llamas

El sacristán general de la catedral, Stéphane Urbain, que suele vestirse de guardia civil, rescató la figura, como relata un agente zaragozano con el que tiene amistad.

Imagen de la pequeña figura de la Virgen del Pilar en la sacristía de la catedral de Notre Dame.
Imagen de la pequeña figura de la Virgen del Pilar en la sacristía de la catedral de Notre Dame.
Manuel Gracia

La pequeña imagen de la Virgen del Pilar que, con un manto de la Guardia Civil, se exhibía en la sacristía mayor de la catedral de Notre Dame de París se salvó de las llamas. Así lo confirma un agente de la Benemérita zaragozano, que fue quien obsequió con la figura al sacristán general de la seo parisina, Stéphane Urbain.

La historia comienza en Tarbes, donde nació Urbain, miembro de una familia oscense exiliada en Francia tras la Guerra Civil. Conoció a la Guardia Civil en Bielsa, donde inició una cordial amistad con los agentes destinados en el puesto de frontera.

Con el tiempo se convirtió en sacristán de Notre Dame y por tanto responsable de la logística del templo. Su buena relación con el Cuerpo, unida a su origen español, hizo que en ocasiones se vistiera con el uniforme de la Benemérita, sobre todo en fiestas señaladas, para sorpresa sobre todo de los turistas españoles. Agentes de Bielsa le facilitaban prendas para su vestuario y, al ser ascendido a sacristán general, se colocó una estrella de oficial de seis puntas, que es la de alférez.

Con el manto de la Benemérita

Con este atuendo se lo encontró un guardia civil zaragozano que visitaba Notre Dame y que se acercó a saludarle pensando que era un compañero. Tras conocer su curiosa historia, advirtió de que Urbain tenía una virgen con una bandera de España. Pero era la de Guadalupe, no la del Pilar, que es la patrona de la Guardia Civil, de Aragón y de la Hispanidad. Entonces le ofreció la figura con el manto del Instituto Armado para que lo exhibiera en la catedral.

Y así ocurrió. En la sacristía mayor de la emblemática catedral estaba la pequeña imagen, aunque cada 12 de octubre se colocaba en un altar lateral de la catedral, con una bandera española y rodeada de flores. Urbain se encargaba de la colocación de la figura vestido de uniforme.

Stéphane Urbain, vestido de guardia civil en Notre Dame.
Stéphane Urbain, vestido de guardia civil en Notre Dame.
Guardia Civil

Distinción de la Guardia Civil

Hace algo más de una década, la Guardia Civil nombró a Stéphane Urbain miembro honorífico y le distinguió con la Cruz al Mérito del Cuerpo. Fue después de que el sacristán pusiera un libro de condolencias en la catedral parisina tras el asesinato a manos de ETA de los guardias Raúl Centeno y Fernando Trapero, en la localidad francesa de Capbreton, el 1 de diciembre de 2007. Tras el incendio, el propio director general de la Guardia Civil, el aragonés Félix Azón, envió una carta dirigida al rector de Notre Dame y a Urbain para transmitirles "su enorme tristeza" por lo sucedido.

¿Qué fue de la pequeña Virgen del Pilar de Notre Dame tras el devastador incendio del lunes? Pues se salvó. El guardia civil de Zaragoza, que prefiere mantener el anonimato, contactó el pasado jueves con el sacristán general a través del correo electrónico para conocer cómo se encontraba tras la catástrofe.

Urbain le comentó que estaba muy afectado y le explicó que participó en las labores de rescate de piezas tan valiosas como la Santa Corona de Espinas o la túnica de San Luis de Francia, que no sufrieron daños. Pero también salvó de las llamas la pequeña Virgen del Pilar, con su manto de la Benemérita, que volverá a la sacristía en cuanto concluyan las tareas de rehabilitación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión