Zaragoza

Comunidad de calatayud

Ateca tendrá una residencia de ancianos en cinco años como máximo

El Ayuntamiento y la DGA han firmado un convenio para construirla en una parcela de unos 7.000 metros cuadrados.

Foto de archivo de la antigua residencia de Ateca que se cerró en el año 2015
Foto de archivo de la antigua residencia de Ateca que se cerró en el año 2015
Macipe

El Ayuntamiento de Ateca y el Gobierno de Aragón han firmado un convenio para promover la construcción de una residencia de la tercera edad en el municipio, concretamente en una zona próxima a la urbanización de Mirasierra, donde el Consistorio atecano adquirió dos parcelas de unos 7.000 metros cuadrados el pasado diciembre. La ubicación permitirá que el futuro edificio cuente con espacios ajardinados y de aparcamiento.

En el acuerdo, que se llevará al Consejo de Gobierno del próximo miércoles, se contempla que el Consistorio ceda los terrenos a la DGA con el compromiso de levantar el edificio en un plazo máximo de cinco años, según explicó el alcalde de la localidad, Ramón Cristobal. Según Javier Sada, portavoz socialista en las Cortes de Aragón, el centro tendrá "carácter comarcal".

El proyecto para levantar una nueva residencia estaba en el punto de mira del Ayuntamiento del municipio desde que el Gobierno de Aragón decretase a finales de 2015 el cierre de las instalaciones del antiguo centro por no reunir las condiciones mínimas de seguridad, a raíz del incendio que ocurrió en la residencia de Santa Fe en Cuarte de Huerva. Tras la clausura del centro atecano,los internos se redistribuyeron en otros centros de Calatayud y la comarca.

Desde entonces, el Consistorio había apostado por levantarla en la zona del barranco de Las Torcas, pero un informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) sobre la inundabilidad de los terrenos invalidó la idea. "Se intentó por todos los medios", alegó Cristóbal. En una entrevista a HERALDO, en septiembre de 2017, el primer edil reconocía que entonces estaban "de lleno en un tema administrativo para contrarrestar los informes de la CHE" y confiaba en la posibilidad de "llegar a un acuerdo o a una posibilidad técnica para suplir las deficiencias o acondicionar el terreno".

Finalmente, la solución ha pasado por encontrar otra parcela y colaborar con el Gobierno de Aragón. "Los terrenos se compraron en diciembre de 2018 y en enero se pudo comprobar que hay un déficit de plazas en la comarca", apuntó el alcalde el pasado miércoles.

Etiquetas
Comentarios