Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

En busca de vecinos para rescatar las mejores historias de La Magdalena

El colectivo El Patio de las pinzas va a poner en marcha la grabación de un documental colaborativo en el que los ciudadanos serán quienes pongan voz a las historias y a los personajes más destacados de la zona.

documental
Rodaje del documental anterior en el barrio de Torrero
El Patio de las Pinzas

En las estrechas calles de La Magdalena conviven negocios de toda la vida con nuevos establecimientos, vecinos que siempre han vivido ahí con otros recién llegados, y ciudadanos tradicionales con otros de corte más bohemio. Y es precisamente este eclecticismo el que ha llamado la atención del colectivo El Patio de las Pinzas, que en los próximos días va a poner en marcha la elaboración de un documental colaborativo en el que cualquiera que viva en el barrio o lo conozca a fondo puede participar.

El principal objetivo del proyecto de periodismo comunitario, capitaneado por la comunicadora zaragozana María de Rada es, en sus propias palabras, “fomentar la comunicación directa en la era de la pantalla”. Además, el audiovisual servirá para que los vecinos conozcan mejor el entorno en el que habitan y las personas que los rodean. “Se trata de unir y estrechar lazos, de volver a lo que existía antes, a ese sentimiento de comunidad y vecindad”, apunta la coordinadora. Y de paso, para que el resto de la ciudadanía también se aproxime al barrio y a sus historias.

Para poder hacerlo realidad, El Patio de las pinzas busca vecinos que quieran acercarse al oficio periodístico y ponerse en la piel de auténticos reporteros, ya que serán ellos mismos los que cuenten sus relatos y entrevisten a sus convecinos. “Cualquiera puede hacerlo, solo hace falta tener ganas”, explica De Rada.

Para coordinar la participación, el colectivo se ha puesto en contacto con dos asociaciones del barrio, la Asociación Barrio Verde y la Asociación de Vecinos Parque Bruil San Agustín, y han convocado una reunión informativa para el próximo 25 de abril. Se celebrará en la sede de la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (San Vicente de Paúl, 26) a las 19.00 y está abierta a todo aquel que desee colaborar en el proyecto. La Asociación Parque Bruil San Agustín ya ha confirmado su asistencia y han manifestado su intención de formar parte de la iniciativa.

Una vez que se haya celebrado la reunión inicial, está previsto que a lo largo del mes de mayo se sigan convocando encuentros para definir el hilo argumental y los temas de la cinta. Las cámaras saldrán a las calles de La Magdalena en junio, mes en el que comenzarán las grabaciones.

‘Un canal navegable hasta el mar’

El documental forma parte del Programa MIE (Mediación, Innovación y Emprendimiento) de la Universidad de Zaragoza y Zaragoza Activa y será la segunda vez que se lleve a cabo, ya que el barrio de Torrero-La Paz fue el primero en albergar una iniciativa de este tipo.

El estreno de la cinta se produjo hace poco más de un mes en la sala Venecia de los antiguos cines del barrio de Torrero y el resultado fue “muy satisfactorio” para los vecinos. “Me parecía un barrio muy interesante y con un movimiento vecinal muy potente”, considera la periodista, que anuncia que el documental volverá a proyectarse en mayo coincidiendo con la Semana Cultural de Torrero.

La cinta, titulada ‘Un canal navegable hasta el mar’, recoge testimonios sobre cómo los vecinos consiguieron la construcción de un centro de salud o sobre el encierro que los más mayores llevaron a cabo en el local de la asociación para evitar que se lo quitaran.

Como no podía ser de otra manera, la colaboración de las entidades vecinales también fue la clave del éxito de la pieza. “Fue bonito porque los propios vecinos participaron contando la historia de la formación del barrio y las reivindicaciones que se tenían en ese momento”, apunta José Luis Villalobos, presidente de la Asociación de Vecinos de La Paz. “Funcionamos como altavoces de difusión para poner en contacto a los organizadores con los vecinos”, comenta.

Tras el buen sabor de boca que el proyecto dejó en Torrero, el plató se trasladará en unos meses a La Magdalena con la intención de sacar a la luz historias que quizá de otra manera nunca serían contadas.

Etiquetas
Comentarios