Zaragoza

SEMANA SANTA

Semana Santa en Gallur con papel, cartón y derroche de imaginación

Las cuatro cofradías de la localidad zaragozana ya cuentan con su reflejo en miniatura mediante las figuras confeccionadas por alumnos y padres del colegio María Domínguez

La profesora de Religión de la localidad, Marta Ansó, junto a algunos de sus alumnos, que son los autores de las miniaturas.
La profesora de Religión de la localidad, Marta Ansó, junto a algunos de sus alumnos, que son los autores de las miniaturas.
Heraldo

Cofrades, estandartes, instrumentos y pasos. Ni un solo detalle ha pasado desapercibido a los alumnos de Religión del colegio María Domínguez de Gallur, que por segundo año consecutivo presentan una exposición que reproduce los elementos característicos de la Semana Santa local. Durante las últimas semanas han preparado la muestra a la que este año incorporan una colección de huevos de Pascua y la borriquilla, entre otras novedades. Junto a ellas están los integrantes de las cuatro cofradías locales, la de las Siete Palabras, Nuestro Padre en la Cama (o de la Cuna en Gallur), la Dolorosa y Nuestro Señor Jesús de Nazaret.

La iniciativa surgió de la profesora de Religión, Marta Ansó. "Hace ya tres años preparamos una exposición con cartulinas, hubo un padre que nos animó a hacerla con estos materiales y empezamos a trabajar. El año pasado nos pusimos en marcha: las mamás hicieron los pasos y los chicos, los cofrades. Este año hemos ampliado con los huevos de Pascua y la borrica y seguiremos trabajando". "Hemos utilizado materiales de reciclaje como rollos de papel y envases de huevos para La Última Cena, materiales sencillos, corcho y papel pinocho para dar su color a cada cofradía", añade.

También en Pradilla y Tauste

La iniciativa de Marta ha llegado también a otros dos colegios de la zona en los que imparte clases de Religión. Además de completar el trabajo de Gallur "hemos preparado la exposición de la Semana Santa de Pradilla de Ebro y la de Tauste con los alumnos del barrio de Santa Engracia, donde también pueden visitarse durante la celebración de los actos religiosos en estos dias".

Destaca el papel de las familias. "Colaboramos todas las madres en lo que hemos podido, ayudando a pintar los huevos con las cofradías", dice Claudia Carci. Los niños (Alba Sierra, Paula Santiago, Alex Cajidos o Eneko Aguerri y Laia Martínez) se convierten en los mejores guías para los visitantes. "Hemos hecho las figuras de lo que nos vestimos en Semana Santa. Hemos pintado los dibujos y las escenas y también los huevos, que primero cocimos para que no se rompieran. Luego los pintamos, los más pequeños con pegatinas", dicen.

Francisco Aguerri es uno de los padres colaboradores y además pertenece a la cofradía de las Siete Palabras, que cuenta con 200 integrantes. Explica que "el paso de la Cama es el único que se lleva a hombros, los demás llevan ruedas porque hay pocos porteadores. Son mujeres, sobre todo, las integrantes de la Dolorosa, aunque hay algunos hombres".

Como bien refleja el trabajo de los niños "ni la Cama, ni la Dolorosa tienen sección de instrumentos. Sí que la tiene las Siete Palabras desde hace bastantes años. El paso se llevaba al hombro por ocho costaleros, pero ahora la gente se hace mayor y los jóvenes se implican menos, así que se le ha incorporado un carro para sacarlo en procesión. El paso de Nuestro Señor Jesús de Nazaret también cuenta con sección de instrumentos y sale en carro".

Además, señala que "desde el año pasado se saca el paso de ‘la Burrica’ que compramos entre todas las cofradías". Contar con un Cristo articulado es una de las peculiaridades de la imaginería procesional. "El Cristo de la Cama es articulado. Antiguamente, en el Calvario, el día que moría el Señor, se bajaba de la Cruz a la Cama. Hemos hecho algún intento por recuperar la tradición. También en Las Siete Palabras la peana fue una donación, porque el paso pesa 750 kilos", detalla Aguerri.

Etiquetas
Comentarios