Zaragoza

zaragoza

El hospital Militar amplía servicios, pero no aclara cómo cubrirá las jubilaciones de especialistas

A partir del 24 de abril, el hospital de día abrirá de lunes a viernes en horario de mañana y tarde.

Una escenificación de buenas relaciones. La visita ayer del presidente aragonés, Javier Lambán, al hospital Militar se convirtió en una escenificación de la colaboración con Defensa por encima de los puntos de fricción que existen. Lambán calificó de “formidable” el resultado del convenio suscrito en junio pasado y alabó las “instalaciones y prestaciones espléndidas” del centro. En la foto, junto a la directora del hospital, la coronel Ana Betegón.
Una escenificación de buenas relaciones. La visita este martes del presidente aragonés, Javier Lambán, al hospital Militar se convirtió en una escenificación de la colaboración con Defensa por encima de los puntos de fricción que existen. Lambán calificó de “formidable” el resultado del convenio suscrito en junio pasado y alabó las “instalaciones y prestaciones espléndidas” del centro. En la foto, junto a la directora del hospital, la coronel Ana Betegón.
José Miguel Marco

El hospital General de la Defensa (Militar) de Zaragoza ampliará su atención tras la Semana Santa. A partir del 24 de abril, el hospital de día atenderá a los pacientes de lunes a viernes en horario de mañana y tarde, un servicio que hasta ahora funcionaba solo por las mañanas dos días a la semana. Frente a esta mejora, que se anunció este martes con motivo de la visita a las instalaciones del presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, una de las cuestiones que sigue sin aclararse es cómo se cubrirán las próximas jubilaciones de especialistas.

Sobre la situación de la plantilla, Lambán, que estuvo acompañado por la consejera de Sanidad Pilar Ventura, insistió en que cuando "confluyen" dos administraciones "siempre se genera algún tipo de disfunción o desajuste por muy buena voluntad que exista". Se mostró convencido de que este problema "se solucionará sin ningún tipo de duda".

Tras el último convenio suscrito entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Defensa en junio de 2018, el centro sanitario de Vía Ibérica pasó a ser de referencia para más de 80.000 zaragozanos de los centros de salud de Seminario, Casablanca y Valdespartera, para los asegurados de ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas) y para el personal que pueda requerir asistencia como consecuencia de su participación en maniobras u obras militares.

Uno de los puntos más polémicos del acuerdo es el referido a personal. La junta de personal ha venido denunciando en los últimos meses la falta de efectivos, una situación que se agravará con las jubilaciones. Está a punto de retirarse el único endocrino y las citas se derivan al Servet para ser atendidas. De hecho, se está elaborando un documento para determinar las necesidades de la plantilla.

Evitar ingresos innecesarios

El hospital de día es una modalidad asistencial que facilita que los pacientes se sometan a métodos de diagnóstico o tratamiento que requieren durante unas horas de atención continuada médica o de enfermería, pero no el internamiento. Al ser polivalente, en el Militar se tratan también procedimientos que requieren anestesia, cuidados postoperatorios de corta duración y procesos que no requieren un ingreso como transfusiones o sangrías.

El hospital de día también va a cambiar su ubicación. Hasta ahora estaba en la primera planta y se traslada a la tercera, en el área de hospitalización de Cirugía, según confirmaron fuentes de Sanidad. Dispondrá de 10 sillones y cinco camas. Hasta ahora nunca se ha llegado a esta ocupación. Su puesta en marcha precisará un refuerzo del personal de enfermería.

El propio Lambán alabó las ventajas de esta asistencia que "evita molestias a los pacientes, riesgos innecesarios de infecciones y desde el punto de vista de la economía también es conveniente".

Los problemas generados por la integración del sistema informático del Salud en la red de Defensa, que llevaron a suspender las consultas y las intervenciones durante una semana en febrero, volvieron a la palestra. Hay usuarios que aún no pueden acceder a su historial clínico. La subdirectora médica del Salud del Militar, Paloma González, aseguró que se está en la "fase final" del proceso y que ya funcionan con normalidad tanto el sistema de citaciones como el de admisión.

Otros proyectos futuros

La DGA confirmó que también está prevista la creación de una consulta específica de heridas crónicas, que será atendida por personal militar, perteneciente al equipo que trabaja con la cámara hiperbárica y la ampliación del horario de consultas externas. La cámara hiperbárica es la única de Aragón y es de referencia para otras comunidades. En ella se trata a pacientes que han sufrido inhalación de gases tóxicos, síndromes por aplastamiento, infecciones necrosantes, gangrena gaseosa, osteomielitis y úlceras de piel. La futura planificación de un mayor número de camas a medio plazo también se puso este martes sobre la mesa en la reunión que se mantuvo, aunque no se concretó ningún detalle.

Etiquetas
Comentarios