Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Al banquillo por atropellar a un niño en Valdefierro cuando conducía drogado

El acusado iba despacio y el chaval cruzó de forma sorpresiva la calle, pero dio positivo en tanto en cannabis como en alcohol.

Croquis del atropello confeccionado por la Policía Local. El conductor (A) circulaba por la calle Osa Mayor y el niño (B) invadió la calzada tras colarse entre dos coches aparcados. Dos testigos (Ts) presenciaron el accidente.
Croquis del atropello confeccionado por la Policía Local. El conductor (A) circulaba por la calle Osa Mayor y el niño (B) invadió la calzada tras colarse entre dos coches. Dos testigos (Ts) presenciaron el accidente.
PLZ

Un niño de año y medio fue hospitalizado el 20 de abril de 2018 con una fuerte contusión craneal tras ser embestido por un turismo en la calle de la Osa Mayor del barrio zaragozano de Valdefierro. Según el atestado de la Policía Local, el chaval irrumpió en la calzada de forma sorpresiva y fuera del paso de peatones, por lo que el conductor, que circulaba despacio, apenas tuvo tiempo para reaccionar. Sin embargo, este último se sentó este lunes en el banquillo de los acusados como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, ya que al someterse a las pruebas de alcohol y drogas dio positivo en ambas.

La madre del niño declaró este lunes en el juicio que se le escapó de las manos. Pero dos mujeres que presenciaron el atropello y comparecieron como testigos aseguraron que el pequeño iba caminando por la acera solo, "unos dos metros por delante de su madre". "Estaba claro que si cruzaba la calle lo iban a atropellar. Y porque el conductor iba muy despacio, de lo contrario el chico estaría muerto", explicaron.

La Fiscalía aprovechó su informe para aclarar que en el juicio no se estaba intentando culpar al conductor, R. D. C., de lo sucedido, ya que tanto la Policía Local como los testigos coincidieron en que el pequeño se coló entre dos coches que estaban aparcados junto a la acera e invadió repentinamente la calzada. Además, aunque el chaval estuvo un día hospitalizado en observación, afortunadamente, las lesiones que sufrió no fueron graves y se recuperó en solo cinco días.

Sin embargo, la acusación pública no quiso pasar por alto que el acusado dio una tasa de alcohol de 0,30 mg/l –por la que ya se le impuso una sanción administrativa– y circulaba bajo los efectos del cannabis, lo que supone una infracción penal por la que pide ahora 2.160 euros de multa y año y medio de retirada de carné.

Durante su declaración, el conductor reconoció que había fumado marihuana, pero la noche anterior al atropello, que se produjo sobre las 19.45. "Me encontraba perfectamente, y prueba de ello es que conmigo viajaban mi mujer embarazada y mi hijo, al que habíamos recogido del colegio", manifestó el hombre. Para su abogada, Carmen Sánchez, solo cabe la absolución, ya que entiende que no iba influenciado. "Tuvo reflejos para frenar en seco, se paró a atender al niño y los propios policías dicen que lo vieron completamente normal", indicó.

Pero el forense recordó que se halló el principio activo del cannabis incluso en la saliva del conductor. "Estamos hablando de 100 nanogramos, cuando el punto de corte que se establece para probar la influencia de la droga está en 5 nanogramos", precisó.

Etiquetas
Comentarios