Zaragoza

comarca de valdejalón

El juego de la rana o el pilla-pilla para favorecer la inclusión en La Almunia

Formadores y usuarios de Adispaz conocen por el proyecto Erasmus+ juegos tradicionales de varios países europeos.

Los participantes en las jornadas pudieron probar distintos juegos tradicionales en el polideportivo.
Los participantes en las jornadas pudieron probar distintos juegos tradicionales en el polideportivo.
Macipe

Desde el pilla-pilla, el juego de la rana o el chocolate inglés hasta distintas modalidades de varios países se han puesto a prueba durante tres días en La Almunia de Doña Godina como parte del proyecto Erasmus+, denominado ‘Together’, destinado a la integración de personas con discapacidad intelectual a través de los juegos y deportes tradicionales. En él participan educadores y especialistas de tres centros: el almuniense de la Asociación de Disminuidos Psíquicos La Paz (Adispaz), además de uno francés y otro italiano.

Cuando jugamos nos relacionamos y en cada tipo de juego hay una variedad de relación”, explica Pere Lavega, presidente de la Asociación Europea de Juegos y Deportes Tradicionales y representante del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña (Inefc) de Lérida, que coordina el proyecto.

La Almunia ha acogido una parte teórica, pero también una práctica. Y en ella han sido parte importante una veintena de miembros de Adispaz. Miriam Esperanza García, terapeuta ocupacional en esta asociación, afirma, mientras juega al billar holandés con uno de los asistentes al centro: “Llevan muchos años de relación con los juegos tradicionales, y están muy contentos”. Asimismo, incide en que “van muy bien para habilidades motrices, pero también para socialización y colaboración con otras personas y colectivos”.

Como anfitriones de la cita, el Ayuntamiento, a través de su teniente de alcalde, Juan José Moreno, valora que “se conjuga en el mismo espacio el juego y la inclusión, acercando conocimientos de otros países y necesidades de las personas con discapacidad”. Dentro de un año la localidad acogerá un festival europeo con esta temática, con el edificio de El Fuerte, donde está el Museo del Juego y el Deporte Tradicional de La Almunia, como eje.

Asistieron también trabajadores de la asociación Papillons Blancs des Rives de Seine y de Anffas, de Altamura (Italia). “Es una experiencia muy enriquecedora, por poder establecer unos lazos con otros centros y con la universidad, por ver que nos podemos comunicar sin tener la misma lengua o las mismas costumbres”, explica Julia Muñoz, zaragozana asentada en París hace 20 años y directora del centro desde hace 6 años, a la que acompañaron Marie-Hélène Plantier y Sylvain Stum. “Lo más importante es que el juego es un elemento básico en la comunicación”, dijo.

Etiquetas
Comentarios