Zaragoza

ZARAGOZA

Un mensaje inspirador de Boa Mistura desaparece bajo una nube de grafitis

‘Inspirar desesperada pasión es mi destino’, pintó el colectivo de artistas en el Parque Pignatelli en 2015. Varios grafiteros lo han vandalizado.

El mensaje 'Inspirar desesperada pasión es mi destino' ha desaparecido bajo las firmas de varios grafiteros.
El mensaje 'Inspirar desesperada pasión es mi destino' ha desaparecido bajo las firmas de varios grafiteros.
Heraldo

Del mensaje que plasmaron los miembros del colectivo de arte urbano Boa Mistura (‘buena mezcla’ en portugués) en los muros de los depósitos de Pignatelli de Zaragoza, en el parque del mismo nombre, ya no queda nada.

El mural con el lema multicolor ‘Inspirar desesperada pasión es mi destino’, que los artistas madrileños plasmaron durante un fin de semana de septiembre de 2015, ha desaparecido bajo las pintadas de varios grafiteros.

La intervención artística, enmarcada dentro de un proyecto de Boa Mistura que bajo el patrocinio de un fabricante de coches recorrió varias ciudades españolas con fines benéficos (se recaudaron fondos para los habitantes de una zona deprimida de Kenia), contó con la colaboración de decenas de vecinos de esta zona de la capital aragonesa.

Luis García, miembro de Asalto Proyectos Culturales (que organiza el festival del mismo nombre en Zaragoza y en otras localidades, así como más iniciativas artísticas durante todo el año), explica que la desaparición del mensaje de Boa Mistura era, en cierto modo, previsible.

La tapia sobre la que se hizo la pintada forma parte del proyecto Galería Urbana, destinado a que los artistas de la capital aragonesa se expresen y su obra perdure cierto tiempo. Concretamente, el que media hasta la posterior intervención de otro artista. “El proyecto de Boa Mistura establecía que el mural tenía que durar un año. Se ha respetado durante muchísimo tiempo”, detalla Luis García.

Hay que precisar que los grafitis que se han realizado sobre el mural se corresponden más con actos vandálicos que con intervenciones de calado, como las que suelen llevar a cabo todos los participantes del festival Asalto, que lanzan un mensaje inspirador y  embellecen las ciudades, pasando a formar parte del paisaje urbano.

Un ejemplo es el mensaje ‘Porque sueño no estoy loco’ de la plaza del Pilar, de los propios Boa Mistura. Esta pintura desapareció en febrero de 2016 cuando urbanizaron el solar que decoraba. Entonces, los responsables del festival Asalto promovieron, incluso, que los zaragozanos se llevaran un trozo de este mural a casa, una iniciativa que fue muy bien acogida.

Las zonas verdes no acompañan

El entorno de los grafitis en el Parque Pignatelli está especialmente descuidado, en parte por las malas prácticas de jardinería. Entre las adelfas e hibiscus que crecen en las jardineras solo hay tierra dura, ya erosionada, debido al abuso del aspirador de hojas. En lugar de retirar la basura u hojas secas con un rastrillo, algunos empleados que trabajan en ese parque las mueven mediante el aspirador, emitiendo un viento fuerte y secante que no solo arrastra la suciedad, también la capa fértil del suelo. La tierra de las jardineras es ya una suela en la que no puede crecer nada.

Se da la circunstancia de que en otros parterres, dedicados precisamente al césped, se utiliza la misma mala práctica de jardinería. Aunque esos parterres se receban anualmente y se riegan para que crezca una pradera decorativa, el abuso de la máquina de aire y la mala localización de los aspersores (que encharcan muchas partes del parterre) hacen que el césped se llene de calvas solo semanas después y casi desaparezca al cabo de un par de meses, para convertirse, así, en un descuidado espacio para heces de perro.

El arbolado es otra de las asignaturas pendientes de este parque, el más antiguo de Zaragoza. Lejos de contar con ejemplares catalogados y cuidados, la mala utilización del pino y el empeño de plantar los árboles en medio de las praderas de césped han traído consigo situaciones peligrosas (las tormentas que han tenido lugar en los últimos dos años se han derribado varios ejemplares) que han obligado a la tala de muchos árboles, que todavía no han sido repuestos.

Etiquetas
Comentarios