Zaragoza

tribunales

"Mi hijo me escupía todos los días y me decía que era mala madre"

Aarón Jonás B. M. es acusado de amenazas y lesiones a su madre y a su hermano en septiembre y octubre de 2018. 

Aarón Jonás B. M. fue juzgado este miércoles en Zaragoza.
Aarón Jonás B. M. fue juzgado este miércoles en Zaragoza.
Oliver Duch

Aarón Jonás B. M. se sentó este miércoles en el banquillo del Juzgado de lo Penal número 9 de Zaragoza acusado de agredir y amenazar a su madre y a su hermano menor de edad varias veces entre septiembre y octubre de 2018.

El encausado contestó solo a las preguntas de su abogada y declaró que fue su progenitora quien le pidió que volviera a casa para evitar que les desahuciaran. Afirmó que durante los días que estuvo residiendo con su familia le hicieron la vida "imposible". "Me llamaban yonqui de mierda, despojo", detalló. Para "relajarse", explicó, empezó abusar de medicamentos, cocaína y disolvente y llegó a sufrir una sobredosis.

Según su versión, cuando en octubre quiso dejar la casa no le dejaron, lo que provocó un forcejeo con su madre, aunque negó cualquier agresión, ese día y otros. La Fiscalía sostiene que en una ocasión llegó a tirarle un martillo a su progenitora y unas tijeras a su hermano, pero el encausado no se pronunció sobre estos hechos porque su abogada, Carmen Sánchez, no le preguntó.

La madre y el hermano narraron, en evidente estado de nerviosismo y entre sollozos, varios episodios violentos marcados por el consumo de drogas. "La convivencia con mi hijo era insostenible. Me escupía todos los días, me insultaba y me decía que era una mala madre", declaró la mujer. "Una vez que llamé a la Policía les dije que no lo detuvieran, que él necesitaba asistencia médica", alegó.

La fiscal exigió tres años y medio de prisión, multa de 960 euros y medidas de alejamiento por vejaciones, amenazas, lesiones y daños. Por los mismos delitos, la acusación particular, ejercida por Francisco Javier Ausejo en nombre de la madre, solicitó un año y ocho meses de cárcel y casi 10 de alejamiento. Mientras que la defensa solicitó la absolución aunque pidió a la jueza que en caso de dictar una sentencia condenatoria, aplicara a la pena la atenuante muy cualificada de drogadicción.

Etiquetas
Comentarios