Zaragoza

La familia de la mujer asesinada en Las Delicias pide 28 años de cárcel para el homicida

Solicita seis años más de prisión que la Fiscalía, ya que al delito de asesinato añade uno de violencia habitual

El crimen se cometió en un piso de esta casa de la calle Marcos Zapata.
El crimen se cometió en un piso de esta casa de la calle Marcos Zapata.
José Miguel Marco

Entre 22 y 28 años de prisión. Esa es la pena a la que se enfrentará David Pellicer Criado como autor confeso del homicidio de su pareja sentimental Raquel D. P., cometido en junio de 2018 en su domicilio conyugal de Las Delicias.

Tras conocerse la calificación provisional de la Fiscalía, que solicita 22 años de cárcel por asesinato con las agravantes de alevosía, parentesco y violencia de género, la acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, acaba de presentar sus conclusiones. En ellas reclama para Pellicer una condena de 25 años de prisión por el asesinato y añade un delito más de violencia física y psíquica habitual en el ámbito de la violencia de género por el que pide tres años de prisión.

La razón es que, como expone en sus conclusiones el letrado de la familia, Noé Gabás, si bien la relación de la pareja fue correcta durante los primeros años, después se fue deteriorando fundamentalmente por el "sometimiento machista" y los "malos tratos" que infligía a su pareja.

Detalla que la sometía a "continuos desprecios" y "angustiosos controles" y le exigía estar siempre localizable y pruebas, mediante fotos y vídeos, de las personas con la que se encontraba en todo momento. Explica que, en algunas ocasiones, David Pellicer, de 40 años, empleó la "siempre injustificada fuerza física" sobre su pareja y llegó a darle empujones y agarrarle por el pelo cuando no quería tener relaciones con él.

La situación llegó a un punto que Raquel D. P., de 37 años, le planteó su deseo de terminar con la relación, algo que en ningún momento aceptó el acusado. A pesar de que le dio "innumerables" oportunidades, la actitud no mejoró y a mediados del mes de junio la mujer le trasladó su decisión definitiva de separarse y le pidió que abandonara la vivienda, propiedad de la familia de Raquel.

La fecha señalada para dejar la casa era el 25 de junio y una semana antes, como luego comprobó la Policía, David Pellicer empezó a consultar páginas en internet sobre cómo matar a alguien por estrangulamiento o ahorcamiento así como otros modos de acabar con la vida de alguien simulando un accidente o consiguiendo salir impune.

Llegado el día marcado, el acusado preparó sus cosas e hizo las maletas, pero aún logró convencer a Raquel de que le dejara pasar esa noche, aprovechando además que la hija de ambos, de 10 años, estaba con su abuela.

Sobre las 0.30, cuando la mujer estaba de pie en el dormitorio, el acusado la atacó por detrás, le rodeó el cuello fuertemente con el brazo y, eliminando cualquier posibilidad de defensa, aplicó la maniobra conocida como ‘mataleón’ y le rompió las vértebras cervicales, al tiempo que con la mano le tapaba la boca y la nariz y le causaba una asfixia mecánica por sofocación.

Después, se quedó un tiempo en la casa consumiendo drogas y alcohol, cogió dinero y a las 5.05 se presentó en la Jefatura Superior de Policía y dijo que había "pegado" a su compañera sentimental, aunque luego admitió que la había asesinado.

Al igual que el Ministerio Público, la acusación particular coincide en plantear medidas de alejamiento y prohibición de comunicación con la hija de 10 años que tenía fruto de la relación con su pareja, así como con la madre de la víctima, por un periodo de diez años tras cumplir la pena.

En cuanto a la indemnización, la fija en 250.000 euros para la niña y 150.000 para la abuela. La fiscal, por su parte, pidió 100.000 para la pequeña, 30.000 para la madre de Raquel D. P. y 10.000 para cada uno de sus dos hermanos.

Etiquetas
Comentarios