Zaragoza

zaragoza

Familiares de un paciente agreden a patadas y puñetazos a dos auxiliares del Hospital Provincial de Zaragoza

Dos auxiliares están heridas y una usuaria ha sido detenida por la Policía, que investiga los hechos ocurridos en la noche de este domingo. 

Entrada del Hospital Provincial de Zaragoza
ESTHER CASAS

Dos auxiliares del Hospital Provincial han sido agredidas en la noche del domingo por integrantes de una familia que tiene allí ingresado a uno de sus miembros. Al parecer, estas personas respondieron con puñetazos y patadas cuando las trabajadoras les dijeron que no podían estar ocupando el pasillo con sus enseres al ver que el grupo, compuesto por unas 14 personas, se disponían a pasar la noche allí incluso con niños.

La Policía Nacional acudió al lugar al recibir una llamada del centro sanitario y detuvo a una mujer por lesiones y atentado a la autoridad y mantiene abierta la investigación para aclarar los hechos y determinar la participación del otras personas en la agresión.

Los hechos se produjeron en torno a las 22.30 en la segunda planta del centro sanitario zaragozano, donde está el servicio de Geriatría. La familia protagonista de los incidentes acudió con una persona mayor que quedó ingresada en el centro sanitario. Según fuentes cercanas al caso, cuando dos auxiliares les dijeron a los presentes que solo podía estar un familiar por paciente reaccionaron de forma violenta y comenzaron agredirles con patadas, puñetazos y tirones de pelo.

Un celador acudió corriendo para poner calma y, al final, fue la Policía la que tuvo que intervenir. Los agentes se llevaron detenida a una mujer y están investigando la participación activa de otra persona que se había ausentado del lugar cuando llegaron los funcionarios policiales.

Según pudo saber este periódico, lo primero que pidió la arrestada, antes de ser trasladada a dependencias policiales, fue que la atendieran en urgencias del propio Hospital Provincial por unas posibles lesiones.   

Una de las trabajadoras ha tenido que ser dada de baja y está siendo sometida a exploración médica para valorar el alcance de las lesiones sufridas. La otra profesional está aún pendiente de la valoración del alcance de sus lesiones.El personal sanitario ha mostrado su intención de presentar denuncia por estos hechos ante la Policía.

Aragón registró el año pasado 253 agresiones y la tendencia de 2019 parece ser la misma. La última fue el ataque a un médico del centro de salud de Univérsitas, que fue acuchillado en su consulta por un paciente

Tras este grave ataque, el personal sanitario y los sindicatos se movilizaron para reclamar mayores medidas de protección, como cámaras de vigilancia  y guardias de seguridad en los centros. 

En algunos, como el Las Fuentes Norte, ya están instalados y se ha notado su eficacia, pues se han reducido significativamente las agresiones. Este tipo de medidas se han adoptado en los últimos años en otros centros de salud de Zaragoza, como San Pablo, Rebolería, Torrero y Oliver.

El Salud también quiere implantar una alarma en la propia consulta de los médicos. Para ello, La Rioja ha cedido a Aragón un sistema informático que actualmente se está adaptando a la red. De momento, no se ha concretado cuándo estará operativo.

Etiquetas
Comentarios