Zaragoza

zaragoza

La DPZ conmemora los 40 años de democracia local con el reto de luchar contra la despoblación

La institución provincial organiza una jornada en la residencia escolar Pignatelli de Zaragoza a la que han acudido más de 200 alcaldes y concejales.

La Diputación de Zaragoza conmemora este miércoles el 40 aniversario de las primeras elecciones municipales de la democracia con una jornada en la residencia de estudiantes Ramón de Pignatelli, en la que participan más de 200 alcaldes y concejales de la provincia.

El programa ha incluido una conferencia del consultor y catedrático Rafael Jiménez Asenso sobre el discurrir del régimen local desde la aprobación de la Constitución hasta la actualidad y la presentación de una guía para alcaldes y concejales que ha editado la DPZ.

El presidente provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, en declaraciones a los medios antes de comenzar el acto, ha señalado que el objetivo ha sido "conmemorar estos 40 años democráticos de los ayuntamientos y rendir homenaje a los alcaldes, que trabajan por el desarrollo de sus municipios de forma altruista". Ha recordado así a tres regidores que llevan al frente de sus pueblos desde 1979, y que no habían podido acudir: Antonio Catalán (Alforque), Esmeraldo Marzo (Mainar) y Gregorio Benedí (Plasencia de Jalón).

Sánchez Quero ha puesto de manifiesto que hace cuatro décadas, tras las primeras elecciones democráticas, "los alcaldes se encontraron unos ayuntamientos muy desestructurados administrativamente y con muchas carencias de falta de infraestructuras y servicios". Enseguida se pusieron a trabajar y "lo primero que hicieron fue llevar el agua a las casas, pavimentar las calles, cambiar el alumbrado, hacer casas de cultura, polideportivos... En definitiva, mejorar las condiciones de vida de cada uno de los pueblos y vecinos". Algo que, según afirma, "no hubiera sido posible sin la ayuda inestimable de la DPZ". Para el presidente provincial, "en estos 40 años nos podemos sentir muy orgullosos, pero no satisfechos, porque faltan bastantes cosas por hacer, como conseguir una financiación justa para los ayuntamientos y prestar más servicios e infraestructuras". Y destaca el documento que recoge 79 medidas contra la despoblación planteadas por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP): "Se trata de hablar menos, pasar a la acción y coordinarnos todas las instituciones".

Más de 200 alcaldes y concejales de la provincia han acudido al acto que se celebra en la residencia escolar Ramón de Pignatelli de Zaragoza

De la misma opinión se expresó Martín Llanas (PSOE), vicepresidente de la DPZ: "Respecto a la despoblación yo pediría a todo el mundo más tranquilidad, más pactos de estado y menos electoralismo". Llanas, que estuvo 36 años como alcalde de Épila y lleva 4 de concejal, indica que lo que más le duele "es el desprestigio de la política" porque "la gente de pueblos grandes y pequeños dedican una parte de su vida al servicio de los demás". "La vida política es un trabajo eternamente inacabado. Es la suma de lo que van haciendo las sucesivas corporaciones", añade. Junto a él, la alcaldesa de Torrellas, Pilar Pérez (PSOE), resume que en estos 40 años "·se ha avanzado mucho en los ayuntamientos y la democracia ha entrado a los pueblos". Se trata, afirma, de "reivindicar el mundo rural, porque las ciudades no pueden vivir sin los pueblos. Es una cuestión de igualdad de oportunidades y de poner en marcha medidas de discriminación positiva, no solo fiscales sino de vivienda, por ejemplo".

Entre los alcaldes presentes en el acto se encontraba José Luis Prat (Villar de los Navarros): "Estoy jubilado y tengo tiempo para dedicar a mi municipio, como he hecho 16 años de mi vida. Lo he llevado con mucho entusiasmo, alegría y ganas". Para Marta Abengochea, concejal de Somos Zuera y diputada provincial de En Común, el aniversario que se cumple este miércoles es "la celebración de un hito". Según pone de relieve, "desde la ley de Montoro de Sostenibilidad los ayuntamientos hemos perdido autonomía, suficiencia financiera y capacidad de organizarnos, a pesar de ser la administración más cercana al ciudadano. Es algo que habría que revisar y cambiar".

Por parte de Ciudadanos, Conrado Gayán, diputado provincial y concejal de Fuentes de Ebro, señala que la formación que representa "llegó a las instituciones locales en las últimas elecciones". Y, a pesar de este tiempo: "Nos hemos dado cuenta de la importancia de mantener servicios en los municipios y de estar cerca de los pueblos".

Emilio Francisco Garza, alcalde de Arándiga por CHA, explica que lleva cuatro años como alcalde: "El trabajo en un ayuntamiento pequeño es duro, hay que trabajar muchísimo y de forma desinteresada". Una opinión que comparte con Baltasar Yus, regidor de Plenas por el PAR y presidente de la comarca del Campo de Belchite: "Llevo 36 años como alcalde y estuve 4 como concejal. En este tiempo han pasado muchas cosas. Ahora la gestión municipal es cada vez más complicada".

Etiquetas
Comentarios