Zaragoza

tribunales

La cara resaca de una violenta Nochebuena en Zaragoza

La Fiscalía ha decidido sentar en el banquillo de los acusados a diez personas por la batalla campal que arrasó un bar en Las Delicias.

La trifulca se produjo en el bar El Cubetazo, en la calle de San Rafael de Las Delicias.
Toni Galán

La Fiscalía sentará finalmente en el banquillo de los acusados a diez personas –nueve hombres y una mujer- por su presunta participación en la batalla campal que se desató la mañana del 25 de diciembre de 2017 en el bar el Cubetazo de Las Delicias, donde volaron las botellas de cristal, las sillas y todo tipo de objetos. Los implicados en la refriega tampoco dudaron en coger palos de billar para hacer frente a sus oponentes, varios de los cuales terminaron en urgencias con golpes y cortes de distinta gravedad.

La gran cantidad de gente involucrada en los hechos –en dos grupos claramente diferenciados, uno integrado por ciudadanos de origen colombiano y otro por dominicanos– obligó a movilizar a numerosas patrullas, tanto de la Policía Nacional como de la Local. Al tratar de mediar en la disputa y neutralizar a algunos de los agresores, tres agentes resultaron lesionados. De ahí que a dos de los varones detenidos se les atribuyan delitos de resistencia.

Para la Fiscalía, los diez encausados deberían ser condenados por un delito de riña tumultuaria a sendas penas de un año de cárcel. A partir de ahí, en función del grado de participación de cada uno en la reyerta, el ministerio público les pide mayor o menor castigo. Conforme al escrito de calificación del fiscal, la pena más importante debería recaer sobre José Manuel P. C., para el que pide 2 años y tres meses de cárcel, así como una multa de 960 euros. Además de los delitos de riña tumultuaria y resistencia, le acusa de otros dos de lesiones por acometer contra don policías.

En total, la acusación pública propone condenas que suman un total de 13 años y dos meses, así como el abono de unos 8.300 euros para cubrir las distintas indemnizaciones. Solo el Salud reclama ya 5.054 euros por la asistencia sanitaria que tuvo que prestar a uno de los heridos, al que golpearon con un botella de cristal y un palo de billar.La víctima pasó por el quirófano y preciso de hospitalización.

La que no se ha personado como perjudicada ni exige compensación alguna en la propietaria del establecimiento, en el que rompieron la puerta de acceso, mesas, sillas, vasos, botellas, tacos de billar y hasta una máquina tragaperras.

Según el atestado policial, fue la agresión sufrida por un chaval discapacitado, al que uno de los grupos de jóvenes parece que insultó y llegó a echar del local, la que desencadenó la pelea multitudinaria.

Etiquetas
Comentarios