Despliega el menú
Zaragoza
Fiestas del Pilar 2019

fiestas del pilar

ZEC estudia ubicaciones para las nuevas carpas peñistas pero descarta llevarlas a Valdespartera

El gobierno no quiere saturar más el recinto ferial pese a ser el espacio preferido por Interpeñas y los vecinos piden soluciones al botellón

VALDESPARTERA. CARPAS / 26-09-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Imagen del recinto ferial de Valdespartera, días antes del inicio de las fiestas del año pasado
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia posibles ubicaciones para las nuevas carpas que ha ofrecido a las peñas el concejal de Cultura, Fernando Rivarés. Estos espacios pretenden dar respuesta a las necesidades de las dos grandes asociaciones peñistas de la ciudad, pero para concederlas de forma directa sin incurrir en una irregularidad tendrán que ser abiertas y sin ánimo de lucro. ZEC reunirá próximamente a las partes para definir los términos de este modelo de gestión, donde todavía está en el aire el horario previsto y, sobre todo, su localización. De momento, el gobierno no contempla saturar más el recinto ferial de Valdespartera, pese a ser una de las preferencias de Interpeñas.

Tras el anuncio de Rivarés de que no tiene intención de convocar el concurso del Parking Norte, el mayor recinto festivo de la ciudad en el Pilar con un aforo de 45.000 personas, ahora queda por resolver las necesidades peñistas, que quieren contar con un espacio propio. El ofrecimiento de carpas abiertas que no supongan un negocio lucrativo y con un aforo reducido al número de socios fue bien recibido por las dos asociaciones. Desde Interpeñas ven viable el modelo, que a su juicio no supondría un problema pese a contar con un año más de contrato con la empresa PAM Hosteleros. «Solo es vinculante si tenemos un pabellón propio, con entrada y gestión privada de las barras, y eso no es lo que ofrece el Ayuntamiento», detallan desde la Federación.

En cuanto a las ubicaciones posibles, todavía se deben analizar, pero Interpeñas vería con buenos ojos instalar su carpa en Valdespartera o en Miguel Servet, la que fue su casa durante muchos años. En cambio, en el Consistorio descartan que el recinto ferial sea una opción. De hecho, desde el área de Cultura aseguran que la intención es que, al habilitar una o dos carpas peñistas por el resto de la ciudad, haya «menos gente» en esta zona durante las fiestas.

Mientras, los vecinos temen que las molestias generadas el año pasado en el barrio durante las fiestas se repitan. «Estamos en contra de que haya un solo recinto con tanta gente, ya se vieron las consecuencias», lamenta Adolfo Lahoz, presidente de la asociación Los Montes de Valdespartera. «Queremos disfrutar del Pilar como todo el mundo, pero que se respeten las ordenanzas», pide.

El horario, la otra discusión

El otro aspecto clave en la negociación con las peñas será el horario del que podrán disfrutar estos recintos. «No podemos aceptar una carpa que cierre a medianoche», advierte la presidenta de Interpeñas, Sara Priego. Sin embargo, en el Ayuntamiento también avisan de que «no podrán estar hasta las 6 de la mañana». De momento el equipo de gobierno va a consultar qué margen permite la regulación vigente para saber qué puede ofrecer a los peñistas.

«No podemos aceptar una carpa que cierre a medianoche»

Por su parte, la Unión Peñista, que nació el año pasado de una escisión de Interpeñas, tiene la tranquilidad de contar con un acuerdo con el Espacio Zity de Valdespartera para alojar allí a sus socios. Aún así, no descartan beneficiarse del ofrecimiento que hizo Rivarés el miércoles para contar con una carpa propia en algún punto de la ciudad. «Lo estudiaremos», señala su presidente, Jorge Gracia.

Rivarés rescindirá el convenio de cesión del recinto del Actur

La decisión del gobierno de ZEC de celebrar las próximas fiestas del Pilar sin Parking Norte conllevará la rescisión del convenio de cesión del aparcamiento del Actur por parte del Gobierno de Aragón, titular de los suelos. El propio concejal de Cultura, Fernando Rivarés, señaló que este trámite no supondría ningún inconveniente.

De esta forma se intentará compensar en parte el descuadre económico que supuso la renuncia de última hora por parte de ganador del concurso del año pasado, Ferias Lanzuela. El Ayuntamiento de Zaragoza paga a la DGA un canon anual de 181.000 euros por la cesión del recinto, mientras que las arcas municipales debían recibir 294.000 por parte de la empresa concesionaria por cada uno de los cuatro años de contrato.

La sociedad municipal Zaragoza Cultural tuvo unas pérdidas en 2018 de 740.00 euros que, según criticó Ciudadanos, Rivarés achacó «de manera insuficiente» a la ausencia de ingresos por la gestión del Parking Norte.

Etiquetas
Comentarios