Despliega el menú
Zaragoza

Tribunales en Zaragoza

Un juez investiga si un informático del Servet filtró el examen de una oposición a su mujer

La DGA abrió expediente al funcionario y podría perder su empleo. La Fiscalía cree que pudo cometer también un delito castigado con 5 años de cárcel.

Oposición de enfermería celebrada en diciembre de 2014.
Imagen de archivo de una oposición del Salud.
Aránzazu Navarro

Un juez acaba de citar en calidad de investigado a Antonio L. M. para intentar aclarar si este funcionario se aprovechó de su condición de técnico informático del Hospital Miguel Servet de Zaragoza para acceder al ordenador donde se guardaban las preguntas de una oposición del Salud y filtrárselas a su esposa. La DGA hizo su propia investigación interna y llegó a la conclusión de que, efectivamente, este empleado se valió de sus claves personales para localizar el archivo del examen, abrirlo e informar del contenido a su esposa, que obtuvo después la mejor calificación al acertar 108 de las 110 preguntas.

Tras una serie de indagaciones, la instructora del expediente disciplinario consideró probadas las sospechas, calificó la conducta del trabajador de "muy grave" y propuso que se le sancionara con la pérdida de su condición de funcionario. Por si los hechos pudieran constituir además la comisión de un ilícito penal, el Salud informó de lo sucedido a la Fiscalía Provincial de Zaragoza, que abrió diligencias informativas y terminó presentando una denuncia ante el Juzgado Decano por un posible delito de revelación de secretos, lo que podría acarrear al encausado una condena de entre tres y cinco años de prisión.

El juez de instrucción al que se asignó por reparto el asunto solicitó toda la documentación del caso al Salud, al que, como perjudicado, también tendrá que hacer ofrecimiento de acciones. Tras examinar el prolijo expediente administrativo, el magistrado ha decidido llamar ahora a declarar asistido por un abogado al presunto responsable de la filtración.

El técnico dice que todo son "suposiciones"

En su día, Antonio L. M. ya negó ante la instructora del expediente disciplinario la todalidad de los hechos que se le atribuyen. Para este, la acusación se basa únicamente en "suposiciones". Asegura también que se ha vulnerado "de forma deliberada" la legislación al no respetarse, según él, la cadena de custodia de las pruebas. "Alguna de las supuestas pruebas que presentan se pueden fabricar en menos de un minuto. Por ejemplo, cambiando la fecha del PC y creando un fichero con el nombre de Examen y abriéndolo", decía el ahora investigado al formular sus alegaciones.

De momento y dada la gravedad de los hechos, la DGA mantiene apartado provisionalmente de su puesto al funcionario. Al haberse judicializado el caso, la administración aguardará ahora a que la Justicia se pronuncie. Y solo cuando se produzca una resolución –en forma de sobreseimiento del caso o condena– se elevaría a firme la propuesta de sanción administrativa: separación del servicio (que supone, la pérdida de la condición de empleado público).

El Departamento de Sanidad nunca ha dado muchas explicaciones sobre la investigación por la posible filtración de las preguntas de la oposición que se celebró en 2018 para cubrir siete plazas de facultativos especialista en Nefrología, hechos de los que informó HERALDO. Lo que sí aclaró la DGA es que no fue necesario repetir la prueba porque se consideró probado que solo una aspirante se había beneficiado de la presunta filtración y fue excluida del proceso.

"No me pareció difícil"

Fueron las sospechas del propio tribunal de la oposición las que motivaron la apertura de una investigación, ya que consideraba "estadísticamente imposible" que una candidato acertara 108 de las 110 preguntas, como hizo la mujer del investigado. Los encargados de preparar el test reconocieron que era bastante difícil, y lo cierto es que del medio centenar de candidatos solo aprobaron 19. Pese a ello, cuando se interrogó a la esposa de Antonio L. M. dijo que, personalmente, no le pareció tan difícil. Negó que su marido le hubiera pasado el examen y recordó que habla cuatro idiomas y había estudiado "muchísimo"

Etiquetas
Comentarios