Zaragoza

operación afrodita

La empresa investigada por falsificación de productos de lujo lo niega todo y sus tiendas siguen abiertas

Asegura que adquieren sus productos a distribuidores oficiales, que tiene facturas para demostrarlo y que ha pedido contraperitajes.

FOTO3
Dos agentes inspeccionan varios artículos en la tienda investigada.
Agencia Tributaria/Policía Nacional

La empresa investigada por la Agencia Tributaria y la Policía por presunta venta de artículos de lujo falsificados niega las imputaciones policiales y asegura que todos sus productos los adquiere a distribuidores oficiales. A través de su abogada, Paula Gracia, del gabinete Cimbra, ha indicado que "la mejor demostración de lo que afirma es que las puertas de las tiendas están abiertas al público, no han sido precintadas y siguen trabajando con normalidad".

La letrada ha asegurado que sí es cierto que hace unas semanas la Policía inspeccionó las instalaciones de la sede central y que se llevaron productos para ser analizados, pero en una cantidad muy inferior a los 8.000 artículos que indican las fuentes oficiales.

"Intervinieron mercancía y está pendiente de peritaje. Y en el caso de que alguna resultara falsa, tenemos las facturas que acreditan la compra de todos los productos", ha manifestado Paula Gracia, que añadió que van a exigir la trazabilidad de los artículos y que la empresa también ha pedido contraperitajes.

La abogada ha lamentado el “daño que se está haciendo a la empresa" y a las tiendas abiertas con su marca en Zaragoza. Además, negó rotundamente que estos establecimiento sean "franquicias", como señalan la Agencia Tributaria y la Policía Nacional. 

"Mis clientes se dedican al diseño gráfico y asesora sobre cómo montar una tienda. Luego cada una tiene su logo y adquieren sus artículos a quiénes eligen libremente". "Su objeto social es montar tiendas, no suministrar ropa", ha manifestado. 

En cuanto a los cinco millones de euros que los investigadores aseguran que han obtenido de beneficio, uno de los encargados también lo ha negado y ha relatado que es imposible porque el año pasado fueron dos millones los que facturaron y así lo declararon en Hacienda.

Las tres personas que fueron detenidas por los agentes hace un mes aún mantelan una gran distribuidora por internet de artículos de lujo falsos

 

Etiquetas
Comentarios