Zaragoza

Zaragoza

Muere la bebé que cayó de un quinto piso en Las Delicias

La niña, de 18 meses, ha estado seis días en la uci. Sufrió múltiples traumatismos craneoencefálicos que le causaron daños  irreversibles.

PSX_20190322_170958
La pequeña, de 15 meses, ha caído a un patio interior en la calle Roger de Flor.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

La bebé de 18 meses que resultó gravemente herida el pasado 22 de marzo tras precipitarse desde una ventana de su casa, situada en un quinto piso del barrio de Las Delicias, no ha podido superar las graves heridas que le causó la caída y ha fallecido sobre las 13.00 de este jueves tras permanecer seis días ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil, donde llegó con pronóstico de extrema gravedad.

Al parecer, la caída desde más de 12 metros le provocó a la menor lesiones irreversibles en la cabeza y de menor entidad, aunque también severas, en otros órganos vitales, como los pulmones. Una de las hipótesis que manejan los médicos es que la bebé podría haber caído de cabeza.

El trágico suceso que le ha costado la vida a la pequeña ocurrió hacia las 13.15 del viernes, cuando la pequeña estaba junto a su madre en la vivienda, situada en el número 23 de la calle de Roger de Flor.

Según explicaron en un primer momento los vecinos, tanto el padre como la madre estaban en la cocina preparando la comida y la menor, que es la única hija del matrimonio, se encontraba en uno de los dormitorios. Sin embargo, el progenitor explicó después a HERALDO que cuando sucedieron los hechos en la casa solo estaba la madre, mientras que él se encontraba trabajando en el bar que regenta en la calle de Galán Bergua y fueron varios vecinos los que se acercaron hasta allí para avisarle.

La pequeña pudo subirse a una cama o cualquier otro mueble de la habitación y encaramarse a la ventana por la que acabó cayendo al vacío a un tejado de uralita de varios locales comerciales de la manzana, que hace las veces de patio de luces.

Los bomberos, la Policía Local y los sanitarios del 061 y del 080 se desplazaron hasta el lugar del accidente alertados por numerosos vecinos, que oyeron los gritos desesperados de auxilio. Uno de los vecinos del inmueble accedió desde la ventana de una vivienda del primer piso a la zona en la que se encontraba la niña y esperó junto a ella a que llegaran los servicios de emergencia.

También por una ventana tuvieron que acceder las asistencias, ya que el patio no tiene ninguna puerta de acceso. Tras estabilizar a la pequeña durante alrededor de media hora, salieron con la camilla por el mismo lugar por el que habían accedido al patio y la pequeña fue trasladada al hospital en una uvimóvil.

El suceso ha supuesto un durísimo golpe para los progenitores de la menor y también para los vecinos de esta zona del populoso barrio de Las Delicias, donde la familia, de ascendencia tunecina, es muy conocida porque regentan el bar Musti, en la calle de Galán Bergua, desde hace 25 años.

La Policía Científica se desplazó el mismo viernes hasta el domicilio de la familia para determinar las circunstancias en las que se produjo la caída al vacío y las investigaciones realizadas apuntan a que los hechos se corresponden con un desgraciado accidente.

Etiquetas
Comentarios