Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

universidad de zaragoza

Más de 500 niños se convierten en científicos para aventurar cómo será 2075

La segunda edición de 'Unizar Kids' pretende "sembrar la semilla" de la curiosidad y despertar las "vocaciones científicas" en los pequeños. 

20190327103223__M6A9885_edited
José Antonio Mayoral y Pilar Alegría junto a los niños que han visitado la Universidad.
Oliver Duch

La Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza (UZ) ha recibido este miércoles la visita de 525 niños de 10 años de colegios de la capital aragonesa y de la localidad de Remolinos quienes, durante unas horas, se han convertido en universitarios científicos para reflexionar sobre cómo evolucionarán diferentes aspectos de la vida en 2075.

La segunda edición de esta actividad, denominada 'Unizar Kids', pretende "sembrar la semilla" de la curiosidad y el interés en edades tempranas por los aspectos que definen a la sociedad, poner en valor el trabajo de los investigadores y despertar las "vocaciones científicas", como ha explicado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral.

Minutos antes de cruzar el umbral de la facultad, la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, aguardaba la llegada de los jóvenes 'universitarios' en la puerta para darles la bienvenida, instarles a aprovechar la jornada para comenzar a planificar su futuro, y apelar al esfuerzo y el potencial de este alumnado para "construir la sociedad que está por llegar".

"Es una suerte que los alumnos puedan venir porque podrán conocer de primera mano la universidad donde años más tarde pueden venir a cursar la formación que deseen, además es una magnífica oportunidad para que puedan rodearse, escuchar y conocer a importantes investigadores que tenemos en Aragón, ese talento aragonés que está trabajando intensamente para hacer un futuro mejor", ha manifestado la consejera.

Los nervios ante lo desconocido son gajes del oficio, aunque los de estos jóvenes iban disminuyendo conforme caminaban por el campus de la Plaza de San Francisco, y es que la lección de este miércoles se impartía fuera de las aulas a las que están acostumbrados, acompañados por varios profesionales de diferentes campos científicos que han intentado resolver todos los interrogantes.

Tecnología, salud, las pantallas del futuro... muchos temas a tratar a lo largo de la mañana en dos sesiones en las que los estudiantes han puesto a trabajar su conocimiento e imaginación para debatir sobre la sociedad que está por llegar.

Para Irene, una estudiante del colegio Camón Aznar de Zaragoza, lo "más divertido" ha sido conocer cómo se plantea su etapa universitaria dentro de unos años, y dentro de unos cuantos más, imaginar como sería vivir en un mundo "futurista", repleto de "coches voladores", con teléfonos móviles que permitan el "teletransporte" para, en cuestión de segundos, situarse al lado de la persona con la que se desea hablar.

Su compañero Diego vislumbraba esa misma sociedad mientras él está en un laboratorio, enfundado con una bata blanca de científico e intentando descubrir una cura que ponga fin a "todas las enfermedades".

El futuro ha llamado por primera vez a sus puertas, y aunque puede discurrir por incontables derroteros, esta mañana estos 525 niños han escrito su primer capítulo en el mundo profesional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión