Zaragoza

Plataforma logística de zaragoza

Plaza repara al fin la gigantesca dolina que obligó a cortar un vial hace casi dos años

El hundimiento, de 3.000 m², afectó a las conducciones y el arreglo estará listo en mayo tras invertir 246.520 euros

20190325114012__M6A8660_edited
La contratista ha saneado los más de 3.000 metros cuadrados afectados por una dolina activa en Plaza, junto al Canal Imperial.
Oliver Duch

La Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) ha decidido reparar finalmente el gigantesco hundimiento de un vial aledaño al parque lineal, cuyas gigantescas proporciones obligaron a cortar el tráfico hace casi dos años. Los efectos de una dolina activa, de 45 metros de diámetro, han provocado daños en los servicios del subsuelo y los arreglos requerirán el gasto de 246.520 euros. La previsión es que la contratista, Hermanos Caudevilla, acabe las obras en mayo.

El área afectada supera los 3.000 metros cuadrados, que se hundió más de medio metro como consecuencia de una dolina que se vio favorecida por “infiltraciones de agua y/o variaciones del nivel freático”, tal y como reveló un informe geotécnico encargado por la entidad de conservación de Plaza. Esto provocó que no solo se viera dañada la calzada, las bandas de aparcamiento y las aceras de la Ronda del Canal Imperial, sino los pozos y las conducciones de aguas pluviales.

En este sentido, una de las actuaciones afecta a un gran colector de 2,5 metros de anchura que discurre a 8 metros de profundidad. Además de hundirse, sufrió fisuras, fractura de la losa inferior, la apertura de juntas y la pérdida de la alineación vertical “con existencia de puntos en contrapendiente en los que se acumula el agua”, según se especifica en el proyecto de reparación.

La ingeniería a la que se encargó el diseño de la intervención, Compás Consultores, apunta que también se deberá reparar el resto de redes, como el alumbrado y las conducciones de media tensión, “afectadas en distintas medidas” sin afectar a los servicios prestados.

La primera fase de las obras está avanzada, ya que se ha efectuado el saneo y posterior relleno del terreno y esta semana se acometerá ya su impermeabilización para paliar que las futuras aportaciones de agua afecten a la dolina. Para ello, se ha planteado instalar hasta tres capas geotextiles y drenantes en toda el área afectada y extenderá dos metros más en todo su perímetro. En una fase posterior, tal y como establece el proyecto, se acometerá el arreglo del gran colector de pluviales, de hormigón, al que se puede acceder a pie desde un punto cercano.

Como consecuencia de que la dolina esté activa, se ha decidido no restituir las plantaciones ni la red de riego de los parterres y del parque lineal junto al Canal Imperial. Eso sí, solo se hará en el área afectada y las tuberías seguirán alimentando el resto de la zona verde de Plaza.

Las obras de reparación se ha demorado por los problemas que llegó a poner la sociedad pública Plaza, en manos de la DGA, a cofinanciar su coste. Los empresarios entendían que debía ser Plaza la que debía asumir el coste porque como promotora era la responsable legal de su diseño y construcción, pero decidieron finalmente pagar la mitad para desatascar la actuación. 

Para hacerse una idea, hay fotografías aéreas de 1956 en las que se aprecia el hundimiento del terreno previo a la urbanización de la plataforma logística. En algunos casos, el terreno llegó a desplomarse hasta un metro cuando en los antiguos campos de labranza se regaba a manta.

Este no es el único problema que tiene la plataforma logística con su subsuelo. Los socavones del área comercial se han agravado ante la misma demora en arreglar la deficiente red de tuberías y también ha llevado a acotar parte del área destinada a aparcamientos.

Etiquetas
Comentarios