Despliega el menú
Zaragoza

Sucesos en zaragoza

La bebé que cayó de un quinto piso en Zaragoza continúa en extrema gravedad

Ha pasado la noche ingresada en la UCI del Infantil, donde se le atiende de las graves heridas que sufrió este viernes al precipitarse desde la ventada de un dormitorio de su casa en Las Delicias.    

La pequeña ha caído sobre un techo de uralita y ha sido rescatada con vida y trasladada al Hospital Infantil.

La bebé de 18 meses que se precipitó este viernes a un patio de luces desde una de las ventanas de su vivienda, situada en un quinto piso del número 23 de la calle de Roger de Flor, en el barrio de Las Delicias, sigue este sábado en un estado de extrema gravedad. Así lo han informado a primera hora fuentes del Gobierno de Aragón, por lo que la pequeña ha superado la primera noche tras el fatal accidente y continúa ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil.

Los hechos ocurrieron hacia las 13.15, cuando la niña estaba en el domicilio familiar, en el que reside junto a sus padres desde hace un año y medio aproximadamente, de acuerdo con las manifestaciones que hicieron este viernes sus vecinos, que se mostraban abatidos. Según explicaron en un primer momento los vecinos, tanto el padre como la madre estaban en la cocina preparando la comida y la menor, que es la única hija del matrimonio, se encontraba en uno de los dormitorios. Sin embargo, el progenitor explicó después a HERALDO que cuando sucedieron los hechos en la casa solo estaba la madre, mientras que él se encontraba trabajando en el bar que regenta en la calle de Galán Bergua y fueron varios vecinos los que se acercaron hasta allí para avisarle.

Todo apunta a que la niña pudo subirse a una cama, silla u otro mueble y de ahí encaramarse a la ventana por la que se acabó precipitando al vacío. La pequeña cayó desde algo más de 12 metros de altura a los tejados de uralita que hacen las veces de gran patio de luces de la manzana, en la que residen alrededor de medio millar de vecinos de varios portales.

Ningún vecino presenció los hechos, pero los gritos de auxilio de los padres hicieron que muchos de ellos se asomaran al patio de luces y al ver la situación de emergencia llamaron rápidamente a la Policía Local y a los Bomberos. También se desplazaron hasta el lugar del accidente la Policía Nacional y sanitarios del 061.

De hecho, el matrimonio salió tan apresurado de la vivienda para llegar hasta el primer piso que olvidaron apagar el fuego de la cocina y los Bomberos de Zaragoza, además de en el salvamento de la pequeña, tuvieron que intervenir en la vivienda para sofocar el conato de incendio que se había generado en una sartén y que afortunadamente no tuvo grandes consecuencias.

Los sanitarios de los Bomberos y del 061 consiguieron estabilizar a la pequeña y una uvi móvil la trasladó hasta el Hospital Infantil junto a sus padres. Por ello, fueron varios vecinos quienes se quedaron en el piso familiar con los agentes de la Policía Científica, que se acercaron hasta el domicilio para tomar evidencias del trágico suceso. Fuentes policiales informaron que todo indica que lo sucedido se corresponde con un trágico accidente.

La familia de la pequeña herida es muy conocida en Las Delicias porque el padre, Musti, regenta un bar en la calle de Galán Bergua, a pocos metros de la casa en la que este viernes ocurrió el trágico accidente, desde hace 25 años. El establecimiento, que lleva el nombre de su propietario, es famoso porque sirve especialidades de Túnez, país del que es originario Musti.

Etiquetas
Comentarios