Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

Juzgan a los dos conductores implicados en la muerte de María Jesús Buil y Ángel Ramírez

La Fiscalía acusa a ambos de homicidio imprudente porque no observaron las normas «elementales» de la conducción en el accidente que provocó la muerte de la galerista y el profesor.

_accideneecoche_625833fe
Imagen del accidente de tráfico en el que murió la pareja oscense formada por María Jesús Buil y Ángel Ramírez.
Oliver Duch

Dos conductores, uno de ellos camionero profesional, fueron ayer juzgados como presuntos autores de sendos delitos de homicidio por imprudencia grave, castigados con penas de hasta cuatro años de cárcel. La fiscal considera que Freddy Marcelo G. y Sasa E. fueron responsables "al 50%" de la muerte de la galerista barbastrense María Jesús Buil y su pareja, el profesor Ángel Ramírez, en un accidente de tráfico ocurrido a las 21.30 del 14 de septiembre de 2016 en la A-23, en Villanueva de Gállego.

La Fiscalía mantiene que Freddy Marcelo G. paró su camión en el carril derecho, pero no colocó los triángulos de advertencia ni señalizó correctamente el vehículo pesado, lo que convirtió al tráiler en un "obstáculo" y en un "peligro" para el resto de usuarios de la carretera.

La suma de todos estos elementos motivó que la pareja, que viajaba en un Fiat Punto por el mismo carril que el camión, no advirtiera su presencia con suficiente antelación. Debido al intenso tráfico que había en ese momento, no pudo cambiar de carril a tiempo y tuvo que detener su marcha detrás del tráiler. Esta circunstancia resultó fatal, porque en ese momento Sasa E. se incorporó a la A-23 con un turismo Volkswagen y no se fijó en los coches parados, por lo que acabó empotrándose contra la parte trasera del Fiat, que se incendió por el combustible derramado.

Durante la vista oral, el camionero explicó que detuvo la marcha porque se movió la carga que transportaba. "Paró para evitar un mal mayor", indicó su abogado, que exigió la libre absolución de su representado porque estima que su conducta no fue la causa directa del accidente mortal y, en ese caso, "merece una sanción administrativa, no penal".

Respecto al segundo acusado, la fiscal cree que "faltó a las más elementales normas de la conducción" porque se incorporó a la autovía mirando "continuamente hacia atrás". "Tendría que haber extremado las precauciones" dadas las circunstancias.

Él, sin embargo, sostuvo durante su derecho a la última palabra que no iba mirando hacia atrás como apuntan las acusaciones. Su letrado defensor defendió su inocencia aludiendo a que "no incumplió ninguna norma" simplemente fue "un mero despiste". "Los dos pudieron evitar el choque", zanjó la Fiscalía, a cuya acusación se adhirieron los dos abogados de las acusaciones particulares.

La muerte de Ángel Ramírez yMaría Jesús Buil fue muy sentida en Huesca, donde la pareja era muy conocida por sus respectivas trayectorias profesionales: ella, galerista de La Carbonería (espacio que reabrieron sus hijos en febrero de 2017) y coordinadora de las exposiciones de la UNED de Barbastro y Calatayud, y su compañero, Ángel Ramírez, logroñés de 61 años y un docente muy querido.

Etiquetas
Comentarios