Zaragoza

Hermanamiento

Así es Taizhou, la nueva hermana china de Zaragoza

La ciudad a orillas del Yangtze tiene desde esta semana un lazo simbólico con la capital aragonesa. También comercial: las dos son parada de la nueva Ruta de la Seda.

taizhou-620479pixabay
Vista nocturna de una calle tradicional de Taizhou.
Pixabay

La capital aragonesa tiene desde este miércoles una nueva hermana: Taizhou. La ciudad china es mayor en edad, pues le saca algo más de un siglo a su nuevo pariente. Y también le supera en extensión y población. Cinco millones de vecinos -más o menos tres veces los de Barcelona- conviven en esta ciudad-prefectura, que abraza no sólo el casco urbano principal sino también el resto de asentamientos de su entorno. Algo así como una comarca, pero a lo grande. A lo bestia, la verdad.

Taizhou está no demasiado lejos de la costa, como Zaragoza. Y también mira hacia su propio Ebro: el Yangtze, un gran curso fluvial. Tiene a la efervescente Shanghái a tiro de piedra, lo mismo que le ocurre a la capital aragonesa con las dos grandes ciudades españolas. Un ramillete de similitudes entre dos metrópolis más que lejanas.

El periodista zaragozano Javier Ferrández, residente en China desde hace años y que en la actualidad trabaja para una gran empresa de comercio electrónico radicada en Hangzhou, apenas 300 kilómetros al sur, conoce Taizhou de sus continuos viajes a través del país. "Es una de las muchas ciudades chinas que ha crecido mucho en poco tiempo, pero tiene bastante historia. Por ella, debido a su cercanía a las ciudades portuarias, entraron distintas corrientes religiosas y filosóficas japonesas, y también viceversa, de China hacia Japón".

Los intercambios no quedan ahí. "Además, un amplio porcentaje de los chinos que han ido emigrando a España en las últimas décadas, diría que por encima del 90%, proceden del entorno de esta zona", apunta el aragonés. La ciudad está salpicada por distintos templos de las dinastías Han y Tang y da cobijo a distintos movimientos culturales.

También es la ciudad-prefectura natal del expresidente del país -y del partido único, claro-, el comunista Hu Jintao, que ostentó los cargos entre 2002 y 2012. Combina la arquitectura tradicional china con megatorres que dejarían en anécdota cualquier construcción en territorio aragonés, la tónica en un país que se ha desarrollado a grandes marchas desde que decidiese abrazar la economía de mercado.

La ciudad china lleva años apostando por la logística a través de su puerto, un aeropuerto internacional y la estación de tren de alta velocidad. Esta tendencia se ha reforzado con uno de los mayores proyectos del gigante asiático, el conocido como proyecto 'One belt, one road' o 'Nueva ruta de la seda'. Se trata del recorrido ferroviario más largo del mundo, que conecta China con España. Tiene parada en la ciudad de Zaragoza, también polo logístico, y en el puerto de Taizhou.

Es también referente en los sectores biotecnológico, médico y en la industria farmacéutica. Taizhou es también considerada la ciudad de la medicina, ya que alberga más de sesenta instituciones dedicadas a la investigación en el sector y más de 560 empresas farmacéuticas dedicadas al desarrollo de productos. A falta de ser ratificado, el hermanamiento pretende iniciar los contactos con 'China Medical City' y facilitar su relación con el sector de salud y de innovación zaragozano y aragonés.

El 25º hermanamiento

Zaragoza ha rubricado hermanamientos con ciudades de casi todos los continentes. Siete están en Europa; una docena pertenencen a Latinoamérica y una (Belén), en Oriente Próximo. En Asia ya son cuatro: la filipina Zamboanga y las chinas Dalian, Yulin e, inminentemente, Taizhou.

Etiquetas
Comentarios