Zaragoza

zaragoza

FCC alerta de que los impagos del Ayuntamiento ponen en riesgo las nóminas de la plantilla

La contrata de parques y jardines pide a ZEC que abone las facturas pendientes desde agosto, que suman casi 5 millones.

Un trabajador de FCC, en el parque de José Antonio Labordeta.
Raquel Labodía

La dirección de FCC alerta de que el impago por parte del Ayuntamiento de Zaragoza de las facturas de la contrata de parques y jardines «podría poner en riesgo» las nóminas de los trabajadores. En concreto, la empresa considera que esta situación podría conducir a un «colapso» de su tesorería, por lo que reclaman al gobierno de ZEC que abone la deuda acumulada desde el pasado mes de agosto y que solo hasta diciembre ascendía a 4,8 millones de euros, según sus cálculos. De lo contrario, advierten de la posibilidad de «emprender acciones legales».

La empresa niega este extremo. «La facturación remitida al Ayuntamiento cumple escrupulosamente lo acordado en la orden de continuidad de 28 de diciembre de 2017, donde se regulaba cómo debía continuarse en el servicio», señala. Además, FCC asegura que las facturas «han sido sometidas a una auditoría externa, y están debidamente justificadas». Por ello, esperan que el Consistorio les convoque para aclarar lo ocurrido.

"La facturación remitida al Ayuntamiento cumple escrupulosamente lo acordado"

«La situación de impagos y la inacción del Ayuntamiento está conduciendo a la empresa a un colapso, que puede generar un grave conflicto en la tesorería de la gestión del servicio, y que en algún momento, puede tener consecuencias que afecten a la nómina de los trabajadores, sin ser este extremo deseo de la dirección de la empresa», señalan desde la compañía. En este sentido, si el gobierno de ZEC no mueve ficha, FCC está «valorando todas las posibilidades, incluida la de emprender acciones legales para que los pagos se realicen».

Nueva jornada de paros

Mientras tanto, los trabajadores de parques y jardines continúan con su calendario de movilizaciones. Ayer protagonizaron la tercera jornada de paros parciales en la que reivindicaron el cumplimiento del pacto laboral, el reconocimiento de la negociación colectiva y la normativa de seguridad y salud. La plantilla se concentró frente a la sede del Tacpa para protestar por el «bloqueo» que a su juicio practica FCC sobre las cláusulas sociales y laborables introducidas en el nuevo pliego de condiciones.

La empresa, en cambio, se reafirma e insiste en que interpone el recurso ante el Tacpa «para posicionarse al lado de sus trabajadores», pero lamenta las «dificultades» en poder llegar a «cualquier tipo de acuerdo con la mayoría del comité». «No se puede entender la razón por la que se opuso al acuerdo entre UGT y la dirección, que suponía, entre otros beneficios sociales, un incremento salarial de un 1,5 % para toda la plantilla», concluyen.

Etiquetas
Comentarios