Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

Se enfrenta a 8 años de cárcel por obligar a una prostituta a mantener relaciones sin preservativo

El acusado, un camionero que paró en Cogullada, dice que acordaron tener sexo sin condón, pero la mujer lo niega.

Catalin U., el miércoles, con su abogado, en la Audiencia Provincial.
Catalin U., el miércoles, con su abogado, en la Audiencia Provincial.
Guillermo Mestre

Un camionero de transporte internacional que en septiembre de 2017 se detuvo en el polígono de Cogullada y contactó con una mujer que ejerce allí la prostitución podría ir una buena temporada a prisión por haberla obligado, presuntamente, a mantener relaciones sexuales sin protección, como ella exigía. Así lo denunció y así lo cree la Fiscalía, que pide para Catalin U. una condena de ocho años de cárcel por agresión sexual.

Lo que podría haber sido un encuentro sexual a cambio de dinero de los muchos que se producen a diario en polígonos industriales de las periferias, se convirtió en una relación forzada, a tenor de la declaración de la denunciante.

La mujer testificó este miércoles ante la Audiencia de Zaragoza que estaba ejerciendo la prostitución y el camionero paró y la llamó. “Me preguntó que cuánto y le dije que 20 euros con goma. Accedió, subí al camión y lo movió unos 300 metros hasta dejarlo detrás de un hostal. Entonces me pidió que me desnudara y cuando fui a coger los condones de mi bolso me dijo que no, que sin nada. Yo insistí en que sin protección no lo hacía porque me da miedo, pero él me obligó por la fuerza y tuve que acceder por miedo a que me hiciera algo”, declaró ante el tribunal.

La mujer explicó que el hombre la penetró vaginal y analmente y que en cuanto ella pudo, se zafó, dio una patada a la puerta y salió corriendo del camión, desnuda y con las ropas que cogió al vuelo en la mano. Comenzó a gritar y la oyó una compañera, a la que le dio tiempo a anotar la matrícula y la marca del vehículo antes de que saliera del polígono industrial. Acto seguido llamaron al 091 y denunció los hechos ante la Policía. Los dos agentes que se entrevistaron con ella y que comparecieron este miércoles ante los magistrados de la Sección Tercera declararon que la mujer fue firme en su declaración y no tuvo ninguna contradicción: “Nos dijo que subió voluntariamente al camión pero que, una vez dentro, el hombre la forzó a mantener relaciones sin preservativo”.

Versión muy distinta ofreció el acusado. Catalin U., que lleva 16 años trabajando en España como transportista, contó que mantuvieron relaciones consentidas y que fue la mujer la que le dijo que no tenía preservativos porque se había dejado el bolso en casa. “Le dije que no pasaba nada y ella estuvo de acuerdo. Me hizo una felación y luego relaciones completas, aunque de repente se marchó sin coger los 20 euros y me dijo que había pasado mucho tiempo conmigo y me saldría caro”, declaró.

Según él, no la amenazó ni la forzó y no la conocía de nada, ya que no reside en Zaragoza y era la primera vez que paraba en Cogullada. Tras el encuentro sexual, se marchó y fue detenido tres meses después por la Policía.

La forense que se entrevistó después con la denunciante informó al tribunal de que, según la exploración ginecológica de la médico del hospital –algo que calificó de extraño, pues suelen esperar a los forenses– no presentaba lesiones.

Etiquetas
Comentarios