Despliega el menú
Zaragoza

aragón, pueblo a pueblo

Gotor: encrucijada de culturas, manantial de ideas y música diversa

El convento dominico de la localidad es el pivote de un amplio conjunto de actividades culturales y deportivas, de indudable impulso turístico, que palían la bajada de las fuentes tradicionales de ingresos en la zona.

El bilbilitano José Ángel Calvo lleva en Gotor desde 1996, y ocupa la alcaldía de Gotor desde hace 12 años. Está enamorado del pueblo que gobierna, y no se corta un pelo al medir ese sentimiento. “Hasta las trancas –sentencia– porque este pueblo tiene duende, algo que te conquista; hay quien afirma que el asunto tiene que ver con el mismísimo ‘feng shui’ –sonríe– pero el caso es que tenemos este magnífico edificio del siglo XVI, el convento dominico de Gotor, y vestigios de población desde la época celtíbera. De hecho, hay pocos sitios en el mundo donde confluyan cuatro culturas; celtíbera, cristiana, judía y musulmana. En el jardín que tenemos junto al convento están plasmadas las cuatro, con más de 250 variedades botánicas diferentes. Se hizo con un taller de empleo hace cuatro años, uno de los alumnos ha seguido trabajando de jardinero. Este jardín mereció la distinción más alta del programa ‘Villas en flor’, premio al que colaboró el consumo inteligente de agua que aplicamos aquí”.

José Ángel también preside la Comarca del Aranda desde 2015; en el día a día se dedica a la construcción. “Soy albañil, autónomo desde los 19 años, y siempre he trabajado en la zona aunque empecé en Calatayud. Gotor enfrenta los mismos problemas de cualquier pueblo, con la despoblación en primer lugar; aquí hay 100 habitantes menos en la última década, 8 críos en el cole frente a 31 hace 10 años, la fábrica de calzado y las mayoría de las cámaras frigoríficas cerraron por jubilación. Mucha gente se ha ido a buscarse la vida a Épila, Calatayud o La Almunia. No hay demasiado sector primario, apenas tres familias dedicadas a la agricultura. Sin embargo, no nos dormimos; en vez de lamentarnos, hacemos todo lo posible para que el pueblo tenga vida”.

Hay cuatro asociaciones culturales en activo. “Aquí la música es importante –afirma el alcalde– y en su día fundamos las asociaciones Gotenfolk y Gotenrock, al calor esta última de grupos de rock locales como Mamotres, ADN e Inestables. Ya se desbandaron; los últimos en dejarlo fueron Inestables hace un par de años, pero los Mamotres llegaron a compartir escenario con Héroes. También destaca la Asociación Cultural Barbacana, con casi todo el pueblo inscrito, y la de mujeres”.

El profesor Alejandro Sánchez

La escuela de música lleva nueve años. La lleva Alejandro Sánchez, que solía organizar aquí cursos intensivos de música en verano. Nacido en Laspuña, salió muy pequeño de allá. Tenía la Escuela de Música Tradicional en Barcelona hasta hace poco, pero pasó parte de su niñez en Gotor. “Le propuse –aclara José Ángel– que se viniera para poner la escuela de música de Gotor, a la que dotamos de unas buenas instalaciones gracias a una subvención de fomento del empleo de la DPZ. Ahora su sueldo se sostiene con las cuotas de los 60 alumnos inscritos, entre los que me cuento; a eso se suman ayudas de diputación, comarca y ayuntamiento”.

“Mi padre –explica el veterano profesor y músico, miembro del grupo Lahiez– era practicante y estuvimos en 14 pueblos de Aragón; Gotor fue uno de ellos, y siempre pensé en volver. La verdad es que llevaba un tiempo con ganas de establecerme en Aragón y poner una escuela de música; José Ángel me dio todas las facilidades. También están aquí mi hermana y mi cuñado. En 2012 apoyamos la apertura de un museo de instrumentos tradicionales en el edificio del Convento, que tiene una buena colección”.

“Mi amor por la música –recuerda Alejandro– nace de un viaje a Vinuesa de pequeño; paramos en Molinos y compré una flautita de plástico, con la que empecé a trastear por mi cuenta. Fuimos a vivir a Albalatillo, cerca de Sariñena, y tocando un día junto al río me escuchó un hombre y me preguntó qué sonido de chuflaina era ese. Era el trompetista local Antonio Laguna, un sabio, que acabó siendo mi mentor en solfeo. En Barcelona me matriculé en el conservatorio del Liceo y elegí el clarinete. Con Lahiez hacemos música tradicional aragonesa, ahí toco sobre todo la guitarra, pero también la flauta irlandesa, flautas dulces, dulzainas, bombarda o gaita. Probamos con músicas de toda la península y cosas de Asia, América y otros puntos del Europa. Además, preparamos un libro de melodías y canciones de la comarca del Aranda, después de recorrer muchos lugares escuchando a los mayores”.

Elevado el espíritu en la planta calle, la tiergana Ana Camacho se encarga desde hace un año de alimentar el cuerpo en el segundo piso del Convento con su bar y restaurante, en el que se venden productos de la tierra. También regenta el albergue. “He llevado el bar de Tierga, he sido jefe de cocina en el monasterio de Rueda en Sástago, en el castillo del Papa Luna… con 18 años ya abrí el pub Yasmina en mi pueblo. Aquí estoy feliz, doy comidas y cenas a diario y el albergue marcha. Cuido la cocina; no es por nada, pero el pollo relleno y las migas de El Convento han cogido fama”.

Dos festejos con protagonismo del mundo animal: el ‘agility’ y el ‘far west’ a caballo

Las campas tras el convento de Gotor albergarán entre el 18 y el 21 de abril el Open ‘Agilitystas-Gotor X Aniversario’, que contendrá 4 pruebas puntuables para la Real Sociedad Canina de Española (RSCE). La zona de competición se establece en el campo de fútbol; esta práctica, que cogió auge en Zaragoza tras el mundial celebrado hace algo más de un año en el pabellón Príncipe Felipe, tiene en Gotor a su auténtico epicentro aragonés, con 10 ediciones ya celebradas. Por otra parte, el ‘Gotor Far West’ surgió en 2017 para situar al municipio en el mapa de las competiciones de doma y conducción al estilo del lejano oeste americano. Se celebra la segunda semana de junio y las disciplinas practicadas son el ‘Team Penning’, el ‘Cattle Penning’, el ‘Pole Bending’ o el ‘Barrel Racing’. Estos días detienen el inefable toque de las películas de vaqueros, los sombreros, las espuelas, el rodeo y la música de banjo, que incluye el insoslayable ‘baile de la fila’.

En datos

Comarca: Aranda

Población: 306

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 91 km

Los imprescindibles

Parroquia de Santa Ana

Presenta esquema barroco de planta rectangular, con la nave elevada que forma en volumen una cruz latina con el transepto y el presbiterio. Los tres tramos de la nave, los brazos del crucero y la cabecera se cubren con bóvedas.

Ezequiel Solana

Gotor homenajeó hace unos años a este profesor pionero (placa enla foto), abuelo además de Luis y Javier Solana; catedrático y director de RTVE el primero, ministro y secretario general de la OTAN, el segundo.

Antonio Pérez

El secretario de Felipe II se acabó acogiendo a los Fueros de Aragón para salvar la vida; nacido en Monreal de Ariza, se refugió en Gotor, hecho sobre el que hicieron un ‘falso’ documental (dramatizado) Agustín Serra y Javier Hernández.

Consulta más reportajes de 'Aragón, pueblo a pueblo' aquí.

Etiquetas
Comentarios