Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Búsqueda de una solución "sin culpables" al ruido de la noche zaragozana

La iniciativa de mediación del Justicia sirvió para acercar posturas y habrá más encuentros para llegar a un punto común.

A la primera mesa sobre el ocio nocturno en Zaragoza asistieron, entre otros, responsables de la dirección general de Justicia e Interior de la DGA, intendentes de la Policía Local, representantes de las asoc
A la primera mesa sobre el ocio nocturno en Zaragoza asistieron, entre otros, responsables de la dirección general de Justicia e Interior de la DGA, intendentes de la Policía Local, representantes de las asoc
José Miguel Marco

La primera mesa sobre el ruido que genera el ocio nocturno en Zaragoza se celebró este jueves en la sede del Justicia de Aragón con la presencia de vecinos, hosteleros y administraciones públicas. Todos se sentaron a intercambiar sus impresiones invitados por Ángel Dolado, en la que es la primera iniciativa de mediación que impulsa el Justiciazgo.

La reunión, que duró cerca de dos horas y media, transcurrió en un clima constructivo y sin búsqueda de "culpables". De hecho, quedaron en volver a encontrarse en el plazo de un mes.

Entre vecinos, hosteleros y administraciones públicas competentes (DGA y Ayuntamiento de Zaragoza) hay muchos puntos de diferencia, de ahí la necesidad de esta iniciativa, pero también varios lugares de encuentro. Todos creen que el descanso es un derecho fundamental, consideran que es necesario actualizar la ordenanza de ruido de la capital aragonesa (la actual data de 2001) y estiman que la elaboración de un mapa del ruido favorecería la solución del problema.

Sin embargo, los grandes espacios de acuerdo son también origen de discrepancias. Todos, excepto los hosteleros, quieren que la nueva normativa municipal sobre el ruido entre en vigor antes de las elecciones de mayo. "Ha habido el tiempo suficiente para sacarla adelante y aún quedan dos plenos", señaló Miguel Morte, miembro de la plataforma vecinal contra el ruido.

Por su parte, José Luis Sanz Corella, vocal de ocio nocturno de la Asociación Cafés y Bares de Zaragoza, consideró que la tramitación se debería retrasar y destacó que han presentado "80 alegaciones" y se están reuniendo con el Ayuntamiento. "La ordenanza tiene algunas incongruencias y, bajo nuestro punto de vista, ha de ser bastante más realista y más concreta", apuntó el hostelero. En este sentido, destacó que el texto no deja claro hasta dónde tienen responsabilidad los empresarios puertas afuera de su local.

"No queremos ni culpas ni sanciones: solo vivir en nuestras casas y que se solucione el problema", valoró por su parte Miguel Morte. El representante vecinal opinó que esta mesa es "una oportunidad" para solucionar una situación que dura "más de 40 años".

El momento de realizar el mapa del ruido también es otro aspecto que divide a vecinos, partidarios de elaborarlo de acuerdo a la nueva ordenanza para dotarlo de seguridad jurídica, y los hosteleros, que quieren que se haga cuanto antes.

Ángel Dolado se mostró satisfecho del éxito de la mesa y consideró que el meollo de la cuestión reside en "conciliar los derechos fundamentales con la libertad empresarial". De forma accesoria, apuntó que otras cuestiones a tener en cuenta son el incumplimiento de los horarios de apertura de locales y la situación que se genera cuando los botellones se trasladan a las puertas de los bares y pubs.

Etiquetas
Comentarios