Zaragoza

cincomarzada

¿Por qué la primera Cincomarzada de los barrios de Zaragoza fue un 4 de marzo?

Entonces no era fiesta oficial, y la celebración se adelantó al domingo; con la Cincomarzada de 1979 se recuperaba una tradición prohibida 42 años antes, en 1937.

Son 40 años los que se cumplen este 4 de marzo desde que la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza organizara en domingo la Cincomarzada, que entonces no era fiesta oficial en el calendario. Aquel día de 1979 se prepararon una serie de actos para conmemorar la fiesta que ahora regresa, y que estaba siendo olvidada; de hecho, no se celebraba desde 1937.

La Federación se movió con ganas e invitó a todos los zaragozanos a que acudieran a la arboleda de Macanaz; allí hubo charangas y juegos desde las 11 de la mañana, coronados con una comida popular. En el folleto anunciador de la fiesta se decía: "...queremos recobrar para la memoria popular una fiesta hoy olvidada y cuyas raíces tienen un carácter progresista, que celebra la lucha del pueblo zaragozano por su libertad. Pretendemos también recobrar para la ciudad el casco viejo, impedir que se convierta en una zona de especulación y lograr que su uso sirva de unidad a los vecinos de todos los barrios. Nada mejor para ello que recordar esa fiesta que se realizaba a orillas del Ebro, cuando por causas ajenas a los ciudadanos no podía realizarse en el propio casco antiguo".

El Ayuntamiento de Zaragoza no cumplió en la Cincomarzada de 1979

La convocatoria fue un éxito en cuanto a ambiente, aunque con la sede cambiada a última hora; de Macanaz se pasó al parque Tío Jorge ya que, al parecer, el Ayuntamiento de Zaragoza se había comprometido a colocar algunas atracciones, como tenderetes o un ‘tablao’, pero a la hora de la verdad, y tal y como decía la crónica de la fiesta publicada el 6 de marzo en HERALDO DE ARAGÓN, “nuestro Ayuntamiento no cumplió”. Ese hecho no impidió a los vecinos conmemorar la fiesta, prohibida en 1937, año en el que ya no se celebró; el hecho de que se fijase la fiesta el domingo 4 en 1979 fue únicamente debido a que el día 5, lunes, aún no era festivo. Cada asociación instaló su tenderete y vendió bocadillos y bebidas. Se vendieron también pegatinas y revistas, y cada uno puso su motivo en la fiesta. Los del Arrabal, por ejemplo, hacían alusión al Año Internacional del Niño y prepararon una exquisita calderada, de la que degustaron todos aquellos que habían tenido la precaución de llevarse la cuchara de su casa. Las charangas y las peñas se encargaron de que la fiesta no decayera un solo momento.

La decisión de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza de continuar este popular festejo fue muy aplaudida y enseguida se abogó por celebrarlo muchos años de manera oficial, un deseo que hasta hoy se ha cumplido; solo el mal tiempo ha obligado a suspender la celebración, como ocurrió en 2018.

Consulta toda la programación de la Cincomarzada 2019 aquí.

Etiquetas
Comentarios