Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Santisteve deja en manos del pleno la decisión de recurrir la sentencia de Torre Village

Los grupos municipales votarán si se acude a casación en la comisión de Urbanismo del día 20 de marzo y en el pleno del 25. 

Pedro Santisteve y Pablo Muñoz, en el salón de plenos del Ayuntamiento.
Oliver Duch

Santisteve se quita de encima la responsabilidad de decidir si se recurre o no ante el Tribunal Supremo la sentencia que anula el plan especial de Torre Village, el ‘outlet’ que está en construcción en la antigua fábrica de Pikolin en la carretera de Logroño. El alcalde de Zaragoza ha afirmado este miércoles que será el pleno municipal -en el que no tiene mayoría- el que decida si se presenta el recurso de casación.

Según fuentes municipales, la decisión se tomará en la comisión de Urbanismo del 20 de marzo y en el pleno del 25. Aunque los tiempos son apurados, el Ayuntamiento tendría tiempo para presentar el recurso, ya que hay plazo legal hasta mediados del mes de abril para hacerlo.

El alcalde ha afirmado que esta es una cuestión “que tiene que pasar por el pleno”, ya que fue este mismo órgano (con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos) quien decidió aprobar el plan especial que acaba de suspender el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Es de suponer que esos tres mismos partidos respaldarán la decisión de acudir al Supremo en la votación, porque ya han dejado claro que creen que es lo mejor para defender los intereses municipales. En ese caso, la asesoría jurídica tendría que presentar el recurso. Iberebro, la empresa que impulsa el proyecto, ya ha anunciado que también recurrirá.

Santisteve ha reiterado que esta no es la opción que defenderá el gobierno de ZEC: “Estamos políticamente de acuerdo con el contenido de la sentencia porque va en la línea de coherencia mantenida por este gobierno”. El alcalde ha añadido que Zaragoza “es la ciudad que tiene más metros cuadrados cuadrados de superficie comercial de toda España”, por lo que -a su juicio- el proyecto de Torre Village “era un ataque al pequeño comercio y una eliminación de puestos de trabajo que no se justificaba de ninguna manera”.

El TSJA declaró nulo este plan especial con el argumento de que “va más allá” de una norma superior, como es el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Una vez presentados los recursos -el de Torre Village y, si lo aprueba el pleno, el del Ayuntamiento-, la clave será saber si el Supremo los admite, algo que se antoja complicado, ya que desde la reforma legal de 2015 la casación se reduce a casos muy especiales o extraordinarios.

Etiquetas
Comentarios