Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Los vecinos de Hispanidad, llamados a participar en el diseño de su centro cívico

El Ayuntamiento ha convocado una jornada para definir las necesidades y espacios del futuro equipamiento, que abarcará a una población de más de 23.000 personas.

El futuro centro cívico se ubicará en Vía Hispanidad y dará servicio a 23.000 personas.
El futuro centro cívico se ubicará en Vía Hispanidad y dará servicio a 23.000 personas.
L. R.

El próximo 9 de marzo se escribirá un nuevo e importante capítulo en la historia del futuro centro cívico de Hispanidad, pues será cuando vecinos y Ayuntamiento mantengan un encuentro para terminar de definir las necesidades y espacios del equipamiento. La jornada participativa será el paso previo a la elaboración del anteproyecto de estas instalaciones que los vecinos del barrio llevan reclamando una década y que se situarán en Vía Hispanidad para dar servicio a más de 23.000 personas.

“Será una reunión fundamental. A veces, nuestras percepciones no coinciden con las del Ayuntamiento, por lo que será el momento perfecto para confrontarlas”, explica Antonio Lascorz, presidente de la Asociación Vecinal Hispanidad y miembro de la Comisión Pro Centro Cívico, entidad de la que también forman parte la Asociación de Vecinos La Floresta y la Asociación de Vecinos María Guerrero de La Bozada.

La reunión se celebrará en el centro cívico Delicias de 10.00 a 14.00. La jornada comenzará con una breve presentación del acto y pinceladas de información general. Después, se realizará el trabajo de propuestas y el debate por comisiones. Una vez terminadas, se pondrán en común y se abrirá un turno de intervenciones y un proceso de síntesis con todo lo acordado. Para asistir es imprescindible haberse inscrito previamente a través de la web del centro cívico o escribiendo a ccentrocivico@gmail.com.

Para facilitar la organización, el Ayuntamiento de Zaragoza ha creado cinco comisiones: mayores, bibliotecas, centros cívicos, jóvenes e infancia. Los asistentes deben elegir la comisión que prefieran para trabajar en ella el día de la reunión. Por el momento, la comisión de mayores es la que más interés ha suscitado entre los vecinos, seguida muy de cerca por la de bibliotecas. También a las de juventud e infancia se van sumando voluntarios, aunque a un ritmo menor. “El de los niños es un sector muy necesitado en el barrio. El número de personas que se están apuntando a esa comisión no se corresponde con la realidad social”, apunta Lascorz.

El proceso de inscripción se inició hace unos diez días y los impulsores de la Comisión Pro Centro Cívico aseguran que va a buen ritmo. “Hace unos días lanzamos un aviso urgente para que la gente se apuntara porque hubo un par de días en los que no recibimos ninguna inscripción, pero la respuesta está siendo muy positiva”, comenta. Para que la jornada de trabajo se desarrolle correctamente se necesitan 120 participantes, aunque la Comisión asegura que, a día de hoy, ya tienen el 100% de las inscripciones cubiertas. “A partir de ahora seguiremos recibiendo inscripciones en condición de reserva para cubrir posibles bajas”, explica Lascorz, que asegura que la limitación de los asistentes se debe a cuestiones de aforo. “Con quienes no puedan entrar tejeremos una red para mantenerlos informados y contar con ellos para otros actos”, dice Lascorz.

Esperanza e ilusión en el barrio

Los impulsores del centro cívico esperan que la implicación de los vecinos sea similar a la del acto celebrado el pasado 16 de enero, cuando se presentó el primer boceto de las instalaciones. En esa ocasión, a la reunión acudieron más de 350 vecinos y casi un centenar tuvieron que quedarse fuera. “El día de la presentación hubo una respuesta desorbitada que sorprendió al propio Ayuntamiento. De ahí vino que esta reunión se planteara de manera tan inmediata”, explica Lascorz, que se muestra convencido de que el consistorio entenderá sus argumentos.

El centro cívico, tan esperado por los vecinos de la zona, se ha convertido casi en una realidad palpable para el barrio, aunque sus impulsores aseguran que todavía queda mucho por hacer. “La gente comienza a vivirlo con esperanza e ilusión, aunque les advertimos de que el proceso no es tan rápido como pueden pensar”, apunta. Y es que todas las propuestas derivadas de la jornada del día 9 tendrán que ser valoradas por el Ayuntamiento, que será el encargado de elaborar el anteproyecto y de adjudicar su redacción. Un proceso cuya duración estará condicionada por los presupuestos y las elecciones de mayo. “Si hubiese presupuestos podría sacarse a licitación la redacción del proyecto este mismo año, ya que en los borradores hay que 150.000 euros para ello. Si no salen adelante, habrá que esperar a la llegada de una nueva corporación”, explica Lascorz.

Además, la comisión se encuentra inmersa en conversaciones con los concejales de “casi todos” los partidos políticos para asegurarse de que mantienen su compromiso con las futuras instalaciones. “Creemos que en el caso de que haya un nuevo gobierno, respetarán el centro cívico”, concluye.

Etiquetas
Comentarios