Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Las insignias y bandas de los concejales de la próxima corporación costarán 25.410 €

El reglamento municipal determina que los ediles pueden quedarse los elementos de representación al finalizar el mandato.

Corporación del Ayuntamiento de Zaragoza en junio de 2015.
Corporación del Ayuntamiento de Zaragoza en junio de 2015.
José Miguel Marco

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ya piensa en el próximo mandato, al menos en lo que a los aspectos formales y de protocolo se refiere. El Consistorio, a través del espacio de su web en el que publica los contratos menores, ha anunciado la próxima adquisición de las bandas y las insignias con el escudo de la ciudad que lucirán los ediles de la corporación 2019-2023 en los actos formales.

Cada cuatro años se realiza esta adquisición, según indican fuentes municipales. De este modo se renuevan las 31 cintas, cuyo uso se circunscribe únicamente a la sesión de investidura y a un puñado de actos públicos: recepciones oficiales, entregas de distinciones a personalidades e imposición de las medallas de la ciudad en la antesala del pregón de las Fiestas del Pilar. También se visten durante San Valero y otras festividades religiosas, en las que siempre se recupera el pesado debate sobre la pertinencia de que los portavoces acudan identificados como tales.

El precio máximo del suministro de las bandas será de 7.260 euros, IVA incluido, tal y como se detalla en un contrato en el que se apunta que, si bien la corporación está compuesta por 31 concejales, "para poder atender posibles incidencias" como "cambios en la Corporación a lo largo del mandato, pérdidas, olvidos en los actos o bandas para el pabellón de ceremonias Luis Buñuel donde se celebran las bodas civiles, sería muy conveniente disponer de algunas bandas de reserva en el servicio de Protocolo".

El contrato cita de forma explícita el artículo 9 del reglamento de protocolo municipal, en el que se dispone que "el alcalde usará como distintivos una banda de seda roja guarnecida de flecos de oro en los extremos y con el escudo de la ciudad bordado a la altura del pecho, descansada sobre el hombro derecho, y el bastón de mando, de madera con borlas doradas y con el escudo de la ciudad grabado en la empuñadura, como distintivo de su autoridad". Los concejales, matiza el articulado, "llevarán la misma banda, con el escudo bordado en el punto de unión de los dos extremos, descansada sobre el hombro derecho".

Al alcalde, además de la banda y la insignia, le corresponde el bastón de mando.
Investidura de Pedro Santisteve como nuevo alcalde de Zaragoza / 13-06-2015 / Foto: José Miguel Marco

El Ayuntamiento ha publicado, asimismo, un contrato de suministro para hacerse con un "mínimo" de 31 insignias de concejal, de modo que pueda disponer de "algunas de reserva". Éstas son réplicas a pequeña escala del escudo de la ciudad. El anuncio del Consistorio advierte a las empresas interesadas de que "hasta ahora se han venido realizando en plata con baño de oro con esmaltes a colores y se presenta en dos modelos, con pie de botón y con pie de aguja, debiendo ser entregadas en estuches individualizados".

El precio estimado de este suministro, "de acuerdo con los precios de mercado consultados y la experiencia", es de 18.150 euros, IVA incluido. Por tanto, la suma de las futuras adquisiciones, cintas y enseñas, asciende a 25.410 euros.

El reglamento municipal concluye que "las bandas e insignias de solapa son de uso exclusivo de los miembros de la Corporación como expresión de la representación que ostentan, pudiendo conservarlas tras dejar de pertenecer a la Corporación y sin que puedan utilizarse en actos oficiales. el bastón de mando es de propiedad municipal y será custodiado por el servicio de Protocolo". Se trata de una formalidad que no se ha perdido durante el mandato del autodenominado "Ayuntamiento del cambio".

Etiquetas
Comentarios